Industriales de Cuenca ya conocían de daños en obra

Jueves, 17 de Agosto, 2017 - 00h07
17 Ago 2017
Cuenca -

El anuncio del ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, sobre los problemas en el poliducto Pascuales-Cuenca no toma por sorpresa al sector industrial de Cuenca. Deficiencias en la distribución, paralizaciones y problemas técnicos son los principales inconvenientes.

Andrés Robalino, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Cuenca, calificó de ‘escabroso”’ el manejo y la entrega del gas natural por parte de la estatal Petroecuador desde que se inició el proyecto hace más de tres años.

Un primer argumento es que la distribución del gas natural desde la planta ubicada en Bajo Alto, provincia de El Oro, nunca fue estable. Otro son los constantes daños que se daban en los pilotes desde los que se extraía el gas natural desde el mar hasta las industrias. “Se esperaba una producción de 200 millones de toneladas métricas de gas natural por día, pero siempre fue inferior”, comenta.

En la exposición del pasado martes, el ministro agregó que tampoco funciona el sistema automatizado para el despacho de combustibles y existen problemas legales en la ejecución. Por esa razón anunció que se ha terminado unilateralmente el contrato con los proveedores y ahora se trabaja con otras entidades para las reparaciones.

El 3 de agosto pasado se reunieron los representantes de los sectores industriales del país con el Ministerio de Hidrocarburos; ahí se informó que en lo que resta del año la planta no se paralizará para reparaciones y que se mantendrá una generación promedio de 120 millones de toneladas cúbicas de gas.

Una situación que, a decir de Robalino, calma un poco porque garantiza la distribución, aunque no sea en el porcentaje óptimo de la planta.

Durante la ejecución de este proyecto se formó una veeduría avalada por el Consejo de Participación Ciudadana. El trabajo duró un año, tiempo en el que Petroecuador no entregó la información, afirmaron.

En el informe final remitido el pasado 21 de abril consta: “Es pertinente mencionar que gracias a este espacio, la veeduría pudo detectar prácticas cuestionables de negociación entre Petroecuador, los mismos que por ingenuidad de la gente, creía que se iba a realizar generando a la postre, problemas y divisiones entre las diferentes comunidades”. (I)

Riesgos

Hidrocarburos. De acuerdo con el Ministerio de Hidrocarburos, el principal riesgo que existe en torno al poliducto Pascuales-Cuenca es que haya un incremento de costos operativos y posible afectación a la zona sur del país. Esta tuvo un costo inicial de $ 440 millones y terminó en
$ 623 millones; presenta fallas constructivas, de infraestructura; opera a su capacidad de diseño y hay un deterioro prematuro de planta. Además, no funciona el sistema automatizado de despacho y recepción. (I)

Industriales de Cuenca ya conocían de daños en obra
Política
2017-08-17T00:07:31-05:00
El anuncio del ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, sobre los problemas en el poliducto Pascuales-Cuenca no toma por sorpresa al sector industrial de Cuenca. Deficiencias en la distribución, paralizaciones y problemas técnicos son los principales inconvenientes.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérate a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo