Dientes y cicatrices son pistas para identificar víctimas del bus La Maná

Lunes, 17 de Julio, 2017 - 00h07
17 Jul 2017
Quito -

Apoyado en una pared de piedra, Miguel Guerrero decía no entender cómo un viaje para una cita médica por el cáncer que padecía su medio hermano William, de 11 años, y al que lo acompañó desde Santo Domingo su madre, Inés Lata, de 55, terminó en un frío cuarto de Medicina Legal, en Quito.

Miguel amaneció ayer afuera de la morgue. No había visto los restos de sus fallecidos, pero tenía la esperanza de que el diente de oro de su madre y la cicatriz de operación en el cuello de su hermanito permitieran reconocerlos. Dio a conocer esas señas a los agentes que lo recibieron dentro del proceso de identificación de cadáveres.

La tarde del sábado 15, doce de los catorce cadáveres que dejó el vuelco e incendio de la unidad 45 de la cooperativa La Maná, accidentada la noche del viernes 14 en el km 30 de la vía Alóag-Santo Domingo, fueron llevados a Quito para realizarles exámenes de ADN.

El siniestro dejó también 30 personas heridas, de las cuales la mayoría ya ha sido dada de alta de hospitales de Quito, Machachi y Santo Domingo.

En Medicina Legal, un policía llamaba a familiares. Dos parientes por víctima podían pasar y comunicar características específicas, como cicatrices, piezas metálicas en el cuerpo, entre otras.

Maribel Minda dio datos para identificar a su hermana Silvana, de 34 años, quien regresaba de Quito de una cita en el Seguro Social. Habló de una cadena y de una placa dental.

Quienes lograron ingresar a la morgue esperaban que hasta la tarde se les informara si las características entregadas eran parte de alguno de los cadáveres. Los cuerpos que no han podido ser identificados visualmente o por alguna característica entraban a procesos más complejos de reconocimiento.

Cinco cuerpos fueron identificados en la tarde. El médico forense Miguel Ángel Moreno indicó que se trataba de cuatro mujeres y un hombre.

Miguel y Maribel esperaban que ese ‘calvario’ termine para enterrar los cuerpos en Santo Domingo. Dijeron que ya fueron contactados por funcionarios del Ministerio de Inclusión Económica Social para hablarles de bonos, pues Inés Lata y Silvana Minda recibían el Bono de Desarrollo Humano. (I)

Dientes y cicatrices son pistas para identificar víctimas del bus La Maná
Ecuador
2017-07-17T00:07:03-05:00
Apoyado en una pared de piedra, Miguel Guerrero decía no entender cómo un viaje para una cita médica por el cáncer que padecía su medio hermano William, de 11 años, y al que lo acompañó desde Santo Domingo su madre, Inés Lata, de 55, terminó en un frío cuarto de Medicina Legal, en Quito.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo