75 años después del ataque de Pearl Harbor, aún hay víctimas sin identificar

AFP
Miércoles, 7 de Diciembre, 2016 - 00h07
7 Dic 2016
Washington -

Los expertos siguen trabajando para identificar los restos de las víctimas del sorpresivo ataque realizado hace 75 años por militares japoneses contra la base de Pearl Harbor, en Hawái, que mató a 2.403 estadounidenses.

Cráneos, huesos y dientes recuperados en los años siguientes al ataque fueron considerados no identificables, pero gracias a los avances científicos, sobre todo en lo que atañe a la tecnología de ADN, decenas de ellos dejaron de ser anónimos.

El año pasado el Pentágono ordenó la exhumación de los restos de 388 estadounidenses muertos a bordo del "USS Oklahoma", atacado con varios torpedos cuando estaba amarrado al muelle. Se inclinó sobre un flanco atrapando en sus entrañas a centenares de marinos.

El 7 de diciembre de 1941 el ataque japonés hundió cuatro naves de guerra estadounidenses en el puerto del archipiélago hawaiano y dañó severamente a otros cuatro.

Centenares de marinos y del cuerpo de Marines se hundieron con sus barcos, mientras que otros, víctimas de explosiones e incendios fueron imposibles de identificar.

Los restos de 388 soldados del "USS Oklahoma", enterrados en fosas comunes, fueron exhumados en un cementerio de Honolulú y trasladados a locales cercanos de la agencia militar DPAA, donde trabajan expertos odontológicos, especialistas y antropólogos. Hasta ahora lograron identificar a 53 personas.

"Hacemos identificaciones casi a diario", dijo a la AFP Debra Zinni, antropóloga especializada en medicina legal y responsable del laboratorio de la DPAA.

Varios huesos están bien preservados, pese a las décadas que han pasado bajo tierra e incluso los meses o años que estuvieron sumergidos en el agua.

Zinni indicó que el buen estado de conservación se debe a la gran cantidad de hidrocarburos vertidos en el puerto por las embarcaciones destruidas, que "saturaron los esqueletos y los preservaron muy bien".

Eso "evitó la proliferación de bacterias. La tasa de extracción de ADN es extremadamente elevada", comentó la experta.

Un macabro rompecabezas

El último identificado del "USS Oklahoma" es el marino-bombero de primera clase Jim Johnston, de 23 años y originario de Wesson (en Mississippi), gracias al ADN de dos sobrinos cotejado con sus restos dentales.

El ADN también permitió identificar los restos de decenas de hombres que estaban en ataúdes. Sus restos habían sido reagrupados por tipo de huesos a falta de otro modo más preciso para identificarlos.

El océano también jugó un rol en este espantoso rompecabezas gigante que enfrentan los científicos. Estados Unidos comenzó los trabajos de recuperación de restos en los navíos recién en el verano de 1942 y los cuerpos de los marinos se convirtieron en esqueletos, que a veces se mezclaban entre sí.

Con unos 1.177 tripulantes fallecidos, el navío "USS Arizona" fue más afectado aún que el "USS Oklahoma" y se convirtió en un monumento nacional. Se encuentra en el mismo lugar donde se hundió.

A finales de octubre, el Pentágono aprobó la exhumación de 34 tumbas asociadas a la tripulación del "USS West Virginia" en un intento por identificar los restos.

Cotejan ADN

Varios familiares y descendientes de los desaparecidos entregaron muestras de ADN para establecer los vínculos biológicos. Si las pruebas tienen éxito, los restos serán entregados a sus familias y tendrán funerales con honores militares.

Jim Johnston será enterrado este martes en su ciudad natal. "Aunque ocurrió hace 75 años, esto aún no ha terminado", dijo Natasha Waggoner, portavoz de la DPAA.

Los esfuerzos de la DPAA de Pearl Harbor sólo son una parte del costoso compromiso del Ejército estadounidense de tratar de encontrar e identificar a los soldados desaparecidos en combate durante los conflictos que se remontan hasta la Segunda Guerra Mundial.

El departamento de Defensa envía cada año expertos en medicina legal a lugares aislados del Pacífico en busca de los tripulantes desaparecidos.

El año pasado, encontraron los restos de tres aviadores cuya aeronave se estrelló en Malasia poco antes del final de la guerra.

En la mañana del domingo 7 de diciembre, pilotos japoneses sobrevolaron la isla de Oahu y lanzaron su ataque. Algunos niños se subieron a los techos de sus casas para ver qué sucedía. Los aviones volaban tan bajo que a veces podían ver el símbolo del sol naciente.

En el ataque murieron más de 2.300 personas, casi la mitad de ellas en el acorazado USS Arizona. Más de 1.100 resultaron heridas. Después de la incursión, Estados Unidos le declaró la guerra a Japón.

Lauren Bruner, uno de los apenas cinco supervivientes del ataque japonés del 7 de diciembre de 1941 contra el USS Arizona en Pearl Harbor, ahora desde su hogar en La Mirada (California), muestra su imagen de joven marino. Ahora recuerda que él y sus compañeros resultaron con graves quemaduras en la mayor parte de su cuerpo después de que los aviones japoneses bombardearan la nave de Bruner. Pasó siete meses recuperándose en el hospital, y volvió a luchar en más batallas.

Ahora de 96 años, Bruner regresa a Hawai para conmemorar el 75 aniversario del ataque que hundió a Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Más de 400.000 soldados estadounidenses perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial y 73.117 siguen desaparecidos. (I)

75 años después del ataque de Pearl Harbor, aún hay víctimas sin identificar
Internacional
2016-12-07T15:59:28-05:00
El 7 de diciembre de 1941 el ataque japonés hundió cuatro naves de guerra estadounidenses en el puerto del archipiélago hawaiano y dañó severamente a otros cuatro.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo