Temas


Dolorosa despedida a madre y sus cuatro hijos asesinados en Guayaquil

“¡Ni una menos en el Ecuador!”, era uno de los gritos que se escuchaban ayer, a las 09:20, en un plantón organizado, cerca del Mall del Sur, por el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam) para rechazar el crimen múltiple que se registró el martes pasado en la coop. Mélida de Toral, en el sur de Guayaquil.

“La violencia no tenemos que callarla porque va progresando hasta constituirse en esto tan macabro”, dijo Marjorie López, activista que participó de esta manifestación.

Pasadas las 10:00, vecinos de la madre que fue asesinada a puñaladas junto con sus cuatro hijos, estaban reunidos en el portal de la casa donde ocurrió el hecho.

Rocío, una de las moradoras, dijo que la pareja no tenía problemas, o que al menos eso era lo que aparentaban. Ella recordó a los menores como niños alegres: “La mayor (Naylea) era educadita. Siempre que la veía me saludaba”.

Ariana, de 10 años, con rostro de tristeza, señaló que Jordy, otro de los menores fallecidos, era su amigo, y que le gustaba hacer bromas.

En el colegio 9 de Octubre, donde estudiaba Naylea, padres de familia de estudiantes del paralelo D, de octavo año de básica, dijeron que a sus hijos les afectó más.

“’¿Por qué le hicieron eso a mi amiga? Era de mi misma edad’, me dijo mi hijo. Cuando se enteraron (los chicos) salieron, lloraron. Les afectó mucho porque con ella compartían clases”, indicó Raquel Quispe.

Al mediodía, estudiantes y profesores de este curso acudieron a las salas de velación del Parque de la Paz, en la av. 25 de Julio para acompañar a los familiares en su dolor. A las 17:00, de ayer, se tenía previsto que se realice el sepelio en el sector de Pascuales, en el norte.

Ayer, por la mañana, el juez Ricardo Barrera le dictó prisión preventiva al sospechoso, que está con pronóstico reservado en un hospital del sur, indicó el fiscal Wilson Álvarez. La etapa de instrucción durará 30 días.

El ministro del Interior, Diego Fuentes, según una publicación en la página web de esta cartera de Estado, refirió que “estas muertes obedecen a un tema de violencia intrafamiliar” y que se realizan campañas para combatir la violencia de género, intrafamiliar y el femicidio.

Ayuda para sepultar a las cinco víctimas

Los familiares de las víctimas recibieron ayuda del camposanto Parque de la Paz. Esta empresa privada donó el servicio de honras fúnebres.

Los cuerpos de Evelin M., de 30 años de edad; Naylea J., de 12 años; Jordy J., de 10 años; Esther J., de 4 años; y Elías J., de 3 años de edad, recibieron velación en una de las salas exclusivas, que está ubicada en la av. 25 de Julio, en el sur de Guayaquil.

Los cuerpos permanecieron en este sitio desde las 20:00 del martes pasado hasta las 16:00 de ayer. A las 17:00 fueron trasladados hasta un cementerio en Pascuales. También se les donaron las bóvedas. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: