Sembríos de Durán sin agua por taponamientos en el río

Teófilo Escobar, arrocero de 75 años, habla de peleas por el agua entre agricultores de la zona de Durán-Taura. Da cuenta de un bajo caudal, o a veces nulo caudal, en el canal La Hormiga, que se alimenta del río Bulubulu, que abastece tierras productivas en San Mateo, Rosa Elvira y demás poblados duraneños.

Relata que apenas entra un poquito de agua los agricultores prenden sus bombas, captan lo que más puedan del líquido, dejando a otros casi sin nada. Ahí surgen los conflictos. El un afectado le apaga la bomba al otro. “Si no ha habido muertos es porque Dios no lo ha querido”, menciona el hombre, que sostiene que los agricultores están desesperados, a punto de perder sus inversiones por falta de agua para riego.

En invierno, el río Bulubulu se ha desbordado y echado a perder sembríos en Taura (parroquia de Naranjal) y recintos de Durán. En este verano no hay agua suficiente, refiere Escobar, vicepresidente de la asociación 5 de Abril, que suma doce grupos de agricultores que trabajan en algo más de 5.000 hectáreas. Pero los afectados no hablan de sequía sino del taponamiento del afluente en el límite con el cantón El Triunfo.

Los productores buscaron ayer audiencia en la Gobernación, donde Luis Monge recién se posesionó en el cargo. Javier Icaza, integrante de la delegación, dijo que ante la ausencia del funcionario, una asistente tomó nota de la visita.

En el límite con El Triunfo, el río Bulubulu provee de agua a haciendas bananeras, cacaoteras y cañaverales. El caudal natural se estanca por las barreras de piedra puestas para represar el agua. El dirigente Escobar asegura que hay muros que alcanzan los 8 metros de alto, los que dejan pasar un mínimo de caudal, insuficiente para agricultores de Durán-Taura. Considera arbitrario corchar un afluente. “Todos necesitamos agua”, dice.

La semana pasada, señala Escobar, ellos pudieron recorrer el río Bulubulu con un delegado de la Vicepresidencia, que llegó a constatar la situación. Él afirma que del caso tienen conocimiento funcionarios de la Secretaría Nacional del Agua (Senagua) y de la Agencia de Regulación y Control del Agua.

Este Diario se contactó con la oficina de Senagua en Guayaquil para solicitar su postura frente a la situación de los agricultores de la zona Durán-Taura. Un funcionario quedó en avisar a la subsecretaria Vaneza Plaza. (I)

Estamos afectados unas 12 o 15 mil hectáreas. Queremos salvar nuestro arroz, por eso rogamos a las autoridades que se hagan eco en esto (los taponamientos).
Teófilo Escobar, Declaraciones del dirigente de agricultores.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: