Temas

Fiscalía del Guayas

Policía Nacional

Funcionarios públicos

Jueces

Administración de Justicia


Prisión no procedía para juez Josafat Mendoza Villamar, dice fiscal

Patricia Morejón Llanos, fiscal provincial de Guayas, argumentó ayer que la actuación del juez Josafat Mendoza Villamar no cumplió con uno de cuatro requisitos para pedir la prisión preventiva del procesado y por eso, en su lugar, se solicitaron las medidas cautelares de prohibición de salida del país y la presentación, todos los lunes, ante el presidente de la Corte Provincial, Pedro Ortega.

El pasado 12 de noviembre, el magistrado fue retenido por la policía por supuestamente agredir verbalmente a tres mujeres en el barrio Garay, una de las cuales tenía boleta de auxilio desde diciembre de 2013.

Según el parte policial, cuando los gendarmes trataron de calmarlo y le pidieron que se retire del sitio, el funcionario respondió con insultos. Y al ser llevado a la Fiscalía, el juez habría dado patadas y puños a los uniformados, consta en el parte.

Los incidentes fueron registrados en videos, que en redes sociales se han viralizado.

En el acta de la audiencia de juzgamiento y formulación de cargos en contra de Josafat Mendoza, el presidente de la Corte Provincial dejó sentada su postura de que la Fiscalía no pidió prisión preventiva y dictó luego la orden de libertad del juez, que estuvo casi 12horas entre dos unidades judiciales desde el inicio del problema.

Morejón mencionó que la conducta del juez se encuadra en el delito de ataque o resistencia, tipificado en el artículo 283 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que se castiga con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

Por el presunto cometimiento de ese delito, el presidente de la Corte inició una instrucción fiscal. Mientras, el juez está suspendido por 90 días.

La fiscal citó que el artículo 534 del COIP establece la finalidad y requisitos de la prisión preventiva. El literal 3 se refiere a los indicios de que las medidas cautelares no privativas de libertad son insuficientes para asegurar su presencia en el juicio o cumplir la pena.

“Presentarse periódicamente ante el juez está cumpliendo. No ha salido del país, se está cumpliendo, entonces no era necesario privarle de la libertad para que él comparezca al juicio”, expresó Morejón.

En tanto, el fiscal Franklin Saltos, quien estuvo de turno el 12 de noviembre, aclaró que él no tuvo una actitud de mediación favorable al juez. Pero en el parte se cita que él dijo que no se le podía hacerle daño, que tiene esposa y cuatro hijos.

Precisó que cuando los policías llegaron a su despacho con el procesado lo hicieron con una boleta de auxilio por violencia de género, algo que no era de su competencia, por eso derivó el caso al complejo judicial Florida Norte.

Versiones ante Fiscalía
Hasta la fecha, tres de cuatro policías implicados en el caso han rendido su versión ante la Fiscalía. Están por cumplir esa diligencia uno de los gendarmes y el juez. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: