Aumentan a 74 los muertos por caída de un andamio en China

El número de muertos por el desplome de un andamio en una planta de energía eléctrica en construcción en el este de China se incrementó a 74, dijeron el viernes medios estatales de prensa, el peor accidente de seguridad laboral en el país en más de dos años.

Dos personas más resultaron heridas al venirse abajo el jueves la plataforma de trabajo en una torre de enfriamiento de la planta, lo que provocó la caída de tubos de hierro, barras de acero y tablones de madera sobre los trabajadores, reportó la agencia china de noticias Xinhua.

La torre de enfriamiento estaba siendo construida en la ciudad de Fengcheng, en la provincia de Jiangxi, cuando se desplomó el andamio, dijo vía telefónica un funcionario local de la Administración de Seguridad en el Trabajo, quien sólo proporcionó su apellido Yuan.

Aproximadamente 500 rescatistas, incluidos policías paramilitares, buscaron a mano sobrevivientes entre los restos, según la radiodifusora estatal CCTV. Ésta mostró escombros desperdigados en el interior de la torre de enfriamiento de concreto de 165 metros de altura (545 pies), en medio de la cual hay una estructura inconclusa.

El presidente chino Xi Jinping exhortó a los gobiernos locales a aprender del accidente y exigió que se castigue a los culpables. Agregó que, ante los accidentes de trabajo recientes, el Consejo Estatal —el gabinete chino— debe realizar inspecciones minuciosas a sitios de trabajo para reducir los riesgos.

China ha sufrido varios accidentes laborales de gran envergadura en años recientes atribuidos a una débil supervisión regulatoria, a la corrupción sistémica y a la presión para impulsar la producción en medio de una desaceleración económica.

El accidente del andamio ocurrió el mismo día en que Yang Dongliang, un exdirector de la Administración Estatal de Seguridad en el Trabajo, era juzgado en un tribunal en Beijing por presuntamente haber aceptado 4,3 millones de dólares en sobornos entre 2002 y el año pasado, mientras escalaba posiciones desde funcionario en Tianjin antes de unirse a la agencia reguladora.

Yang fue despedido en agosto de 2015 con relación a un estallido masivo en un almacén ilegal de sustancias químicas en el puerto norteño de Tianjin, percance en el que murieron 173 personas, la mayoría de ellas bomberos y policías. El director de una compañía de logística recibió una sentencia de muerte suspendida por el caso. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: