Nuevo proceso en contra de exministro Pareja Yannuzzelli

Un supuesto ocultamiento de activos en las declaraciones patrimoniales de Carlos Pareja Yannuzzelli, en el periodo del 28 de febrero de 2014 al 11 de mayo de 2016, cuando fue gerente de Petroecuador y ministro de Hidrocarburos, sirvió ayer a la jueza Silvia Sánchez, de la Corte Nacional de Justicia, para iniciar una instrucción fiscal por el delito de enriquecimiento ilícito contra el exfuncionario.

Este nuevo juicio se suma al ya existente por el delito de cohecho contra el procesado y otros 17 exfuncionarios y contratistas de Petroecuador.

En ambos casos la justicia investiga la presunta existencia de actos de corrupción en el manejo y entrega de contratos en la petrolera ecuatoriana.

Según Fiscalía, las declaraciones en las que el procesado no habría registrado ciertos bienes son las presentadas el 28 de octubre, el 12 y el 13 de noviembre de 2015 y el 5 de mayo de 2016. Un informe de la Comisión de Justicia de la Asamblea y otro informe con indicios de responsabilidad penal de la Contraloría están entre los elementos base.

Entre lo no declarado constarían dos cuentas corrientes, una de ellas en el Capital Bank de Panamá con un saldo de

$ 174.267, una cuenta de ahorros, tres tarjetas de crédito y dos inversiones bancarias por más de $ 261.000.

En todas ellas, el fiscal Galo Chiriboga señaló que no se conoce el origen de los fondos, así como tampoco se conoce el del dinero con que se adquirió Capaya S. A., empresa cuyas cuentas en Panamá tenían como beneficiario a Pareja Yannuzzelli.

Poco antes de que la Sala escuche los 19 elementos que Fiscalía presentó para pedir la prisión preventiva con fines de extradición de Pareja, Sánchez negó la solicitud del procesado para poder participar de la audiencia de formulación de cargos vía Skype.

Como argumento, la jueza manifestó que no se ha cumplido con los requisitos de que la comunicación debe ser “real, directa y fidedigna”.

Xavier Cazar, abogado de Pareja, lamentó la negativa de la jueza y sintetizó los dos minutos que iba a intervenir su cliente si lo dejaban hablar.

A decir de Cazar, iba a rechazar la “persecución familiar” que existía, hablaría de su decisión de comparecer en todos los procesos e incluso no descartando el hacerlo personalmente y, por último, le iba a comunicar a Chiriboga de su decisión de “colaboración eficaz en todo aquello que corresponda para aclarar los hechos”.

El fiscal explicó que la colaboración eficaz parte de que el procesado debe aceptar la existencia de la infracción y debe estar en el país. Además, aclaró que la Fiscalía no aceptará información que ya conoce, sino que debe aportar más. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: