Diálogo se evapora; gobierno de Nicolás Maduro no asiste a mesas

La oposición venezolana dijo ayer que el diálogo con el Gobierno quedó congelado luego de que representantes del presidente Nicolás Maduro no asistieran a dos reuniones pautadas la noche del martes.

Con la mediación del Vaticano, ambas partes iniciaron conversaciones formales a fines de octubre. Acordaron reunirse periódicamente para evaluar los avances de las comisiones. Una nueva reunión estaba pautada para el 6 de diciembre.

“Puedo confirmar que el Gobierno, de manera irresponsable, congeló el proceso de diálogo al dejar de asistir a dos reuniones de las comisiones”, dijo Jesús Torrealba, dirigente de la coalición opositora, quien agregó que anunciarán su posición sobre el diálogo.

El líder opositor Henrique Capriles atribuyó que la excusa para que el equipo del Gobierno se levante de la mesa de conversaciones obedeció al debate que se abrió el pasado martes en la Asamblea sobre el caso de los sobrinos de la primera dama, Cilia Flores.

Los parientes de Flores fueron declarados culpables en una corte de EE.UU. de intentar traficar cocaína para obtener un dinero que supuestamente ayudaría a su familia a mantenerse en el poder.

No obstante, el mandatario venezolano afirmó en horas de la tarde que la mesa de conversaciones que se iniciaron en octubre pasado “seguirá avanzando”, pese a las dificultades que admitió existen.

“Somos indestructibles”, dijo Maduro en un mensaje en Twitter, al agradecer a sus seguidores las felicitaciones que recibió por sus 54 años. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: