Sobre jueces violentos, "son casos aislados", dice titular de Corte de Justicia del Guayas

El presidente de la Corte de Justicia del Guayas, Pedro Ortega Andrade, dijo ayer que los casos de la exjueza y del juez –contra los que se sigue un proceso, por parte de la Fiscalía, por el presunto delito de ataque o resistencia– son hechos aislados que no constituyen una regla dentro de la Judicatura.

Afirmó que los dos casos son los únicos que se conocen en este año en Guayas y de los que sabe en los últimos tres años.

“Son hechos aislados, protagonizados por personas, una exjueza y otra persona, que es juez, a nivel social, y que se encuentran siendo manejados a través de la administración de justicia, a través de las disposiciones que establecen la ley y la Constitución. Sobre estos temas, no es que otra institución ha tenido que intervenir (...). Los jueces están sujetos, por lo regular, a evaluaciones constantes y permanentes”.

Sostuvo que para ser juez se pasa “por rigurosos exámenes, análisis de su persona, de su perfil psicológico, de sus antecedentes morales, sociales, de su capacidad, los méritos que haya tenido. Es un proceso largo. No es de la noche a la mañana. No es como existía antiguamente, que se designaba a dedo a los jueces”.

Aseguró que lo que ha pasado es más una muestra de los valores que tienen las personas.

“Los jueces tienen que ser probados también a través de sus decisiones y actos. Ciertas actuaciones, es verdad, no son las correctas. Pero están dentro de la esfera interna, personal de cada uno, porque puede haber una persona que ha sido elegida con todos los méritos, pero es precisamente en el desarrollo, en el ejercicio de las funciones de juez, que se observa si esta persona es apta para continuar siendo juez, por eso existen los filtros correspondientes”.

Mencionó que todos estos actos están siento investigados. Y que en el interior de la Judicatura hay un control y evaluación constante, donde se analiza el comportamiento del juez, además de las capacitaciones continuas, unas 20 al año.

Destacó también que todo ciudadano puede denunciar alguna irregularidad contra un funcionario. Y ahí se activa un sumario administrativo.

“Esto, lo que ha ocurrido, nos da la pauta de que todo es perfectible y que tenemos como institución que continuar analizando las conductas de los jueces en nuestras evaluaciones futuras (...) y a través de los sumarios disciplinarios. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: