Aviones presidenciales, con averías

El presidente Rafael Correa se trasladó ayer de Quito a Manabí en un avión de Petroecuador, ya que la única aeronave para su uso que actualmente presta sus servicios se dañó, según confirmó él mismo al llegar retrasado al acto inaugural del malecón de Puerto López.

Correa pidió disculpas por el atraso y explicó que la Presidencia de la República cuenta con dos aviones. El Legacy, para periplos de corto alcance, lleva dos meses y medio en reparación en Brasil. El otro es para vuelos de mayor distancia.

“En dos meses y medio solo hemos tenido un avión, ese avión se nos dañó hoy día. Apareció un foquito que significaba que algo estaba mal, tuvimos que urgentemente llamar el avión de Petroecuador y hemos venido allí y por eso la demora”, aclaró Correa, aunque no especificó si él estuvo a bordo de la aeronave en ese momento.

Indicó también que los aviones presidenciales no son “lujos”, sino un instrumento de trabajo en el siglo XXI e indicó a la población no hacer caso a los que critican su uso.

“Nos acaba de visitar la semana pasada el presidente de China, Xi Jinping, vino en dos Jumbo 747-400, de los aviones más grandes del mundo, nuestros avioncitos ejecutivos entran en la cabina de un Jumbo, pero así son de mediocres ciertos candidatos y sufren hasta por eso”, explicó Correa.

El malecón de Puerto López que entregó el mandatario tiene 2,4 kilómetros de longitud y luce una imagen renovada. Se realizó un reordenamiento momentáneo de venta de alimentos y eviscerado en la playa, y se observan 5 locales para baños públicos, áreas de recreación para niños, jardineras, plazas y soterramiento de servicios como energía eléctrica y telecomunicaciones. Algunos dueños de locales comerciales ya se quejaron de que los parqueos son limitados. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: