Ivanka Trump se sumó a llamada telefónica entre su padre presidente y el argentino Mauricio Macri

Ivanka Trump, hija del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, participó brevemente de la conversación telefónica de su padre con su par argentino, Mauricio Macri, tras los comicios de Estados Unidos semanas atrás, dijo el martes un portavoz del mandatario del país sudamericano.

Ambos hablaron el 14 de noviembre. Macri fue uno de los primeros líderes sudamericanos en comunicarse con Trump en los días siguientes a la sorpresiva victoria del magnate en las elecciones.

La llamada buscaba renovar una relación formada cuando ambos se dedicaban a los negocios, años antes de entrar al terreno de la política.

“En la comunicación del presidente con Trump, al final se la pasó a Ivanka para saludarla. (Macri) la había conocido de muy pequeña“, dijo el portavoz de Macri en una respuesta enviada por correo electrónico ante la consulta de Reuters.

El diálogo de los líderes apuntó a restablecer un “vínculo personal” forjado cuando hicieron negocios juntos, dijo la ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Susana Malcorra, pese a que Macri había expresado públicamente su preferencia por la demócrata Hillary Clinton para los comicios del 8 de noviembre.

El portavoz de Macri negó reportes de la prensa argentina, que el lunes señalaron que durante la llamada Trump mencionó un proyecto para construir una torre con oficinas en la ciudad de Buenos Aires para el cual el magnate estadounidense buscaba obtener la aprobación de los reguladores municipales.

Fotografías tomadas la semana pasada en una sala de reuniones en la Torre Trump en Manhattan mostraron que Trump fue acompañado por Ivanka y su esposo, Jared Kushner, durante un encuentro con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

Viejos conocidos

Macri conoció a Trump décadas atrás mientras trabajaba para su padre, Franco Macri, quien relató en un libro que su hijo derrotó al magnate norteamericano en un partido de golf durante un complicado negocio de bienes raíces en Nueva York en la década de 1980, tras el cual Trump destrozó sus propios palos. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: