Marco C. declaró en 2013 que su patrimonio era de $ 137 mil

Cuatro carros calificados de lujo por la Fiscalía, $ 35.000 y 50.000 euros en efectivo, un certificado a plazo fijo de diciembre del 2015 por $ 113.000, una promesa de compraventa de inmueble de octubre de 2015 por $ 279.385,97 están entre las evidencias recogidas en seis horas de allanamiento a la vivienda de Marco C., exgerente de Petroecuador.

Los agentes allanaron la casa del exfuncionario, investigado por supuestos actos de corrupción en la petrolera estatal, la noche del pasado 10 de noviembre. Supuestamente se habían realizado seguimientos de casi un mes en inmuebles de Quito, Guayaquil y Esmeraldas.

Además de Marco C., al momento están detenidos Diego T., exsubgerente de la Refinería de Esmeraldas, y el contratista y exfuncionario petrolero Eduardo V.

A poco de ingresar en la casa de Marco C., ubicada en El Inca, en el norte de Quito, indicó un agente que prefirió la reserva de su identidad, se empezó a encontrar dinero en efectivo escondido en el tumbado, en cajones, entre cobijas, envuelto en plástico y en sobres de manila. Solo Martha J., esposa del sospechoso, estaba en la vivienda durante la acción.

Según el Ministerio del Interior, la vinculación de Marco C. al proceso por supuesto delito de delincuencia organizada nace de dos depósitos de la empresa Girbra S. A., de Álex B., expresidente de Petroecuador procesado por cohecho y enriquecimiento ilícito, en cuentas de la offshore con sede en Bahamas, Kilkenny Business S.A., a nombre de Marco C.

Fiscalía hace el seguimiento a un depósito de Girbra S.A. de $ 100.000, realizado el 3 de octubre de 2014, y un segundo de $ 300.000, del 17 de noviembre del mismo año.

En la casa de Marco C. también las autoridades habrían descubierto documentos con transferencias de $ 60.000 de una cuenta de Martha J. a un banco en Alemania, del 1 de julio de 2015.

Un poco más de tres años antes de esta detención, el 14 de mayo de 2013, el entonces gerente general encargado de Petroecuador, Marco C., realizaba su declaración juramentada de bienes en la que señalaba que su patrimonio total no sobrepasaba los $ 137.960.

En ese momento el funcionario petrolero declaró activos por $ 138.409, entre los que destacan un vehículo de $ 15.000, menaje de casa valorado en $ 20.000 y cuatro inversiones: un certificado del año 2012 por $ 12.000, un papel comercial de 2013 de $ 25.000, un fondo de cesantía de $ 29.678 y un fondo de jubilación de $ 25.770. En efectivo declara solo $ 10.961.

Marco C. señala en su declaración juramentada de bienes que su esposa, a la fecha de la firma del documento, se desempeñaba como jefa de producción de la empresa Dichem del Ecuador, dedicada a la elaboración de químicos.

Al momento transcurren los 90 días de instrucción fiscal que el juez de Garantías Penales de Pichincha, Gonzalo Núñez, dispuso para el caso de delincuencia organizada.

Aún se continúa con el análisis de las dos tablets, dos discos duros, siete memorias extraíbles, tres celulares y un sinnúmero de documentos encontrados en el domicilio del exfuncionario. (I)

 

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: