La palabra diaria (20 de noviembre de 2016)

Cada momento está lleno de posibilidades ilimitadas.

En este momento
Mi mente y corazón están en el ahora en vez de morar en las heridas pasadas o en las preocupaciones futuras. Una manera de liberar el pasado es honrando su contribución. He sido bendecido con muchas oportunidades de crecimiento. Bien las juzgue como agradables o retadoras, ellas me han dado la oportunidad de desplegar las alas de mi alma para hacer uso de mis dones espirituales. Con Dios, me atrevo a ir en pos de mis sueños. El poder divino libera, transforma y renueva, manifestando lo mejor y más elevado para mí y para mis seres queridos. Día a día, siento que mi conciencia de la presencia de Dios se expande, sustentando mi alma y agudizando mi comprensión de que la vida está llena de posibilidades ilimitadas.

Salmo 118:24
Este es el día que el Señor ha hecho; y en él nos alegraremos y regocijaremos. (F)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: