Temas

Violencia

Niños

Educación

Maltrato infantil

Delitos sexuales

Abuso de menores

Pedofilia

Infancia


Caminaron dos kilómetros para decir No al abuso sexual infantil

Con camisetas, banderas y globos blancos, y gritando al unísono: “Ecuador dice no más abuso infantil”, niños y adultos realizaron la mañana de ayer una caminata de dos kilómetros que partió desde el puente zig zag (Paseo de la Juventud) y siguió por el parque lineal, el paso peatonal sobre el puente 5 de Junio hasta llegar a la Plaza de la Salud del Malecón del Salado, en el centro oeste de la urbe.

La caminata y las posteriores actividades lúdicas para padres y niños se dieron en el Día Mundial para la Prevención del Abuso Contra los Niños.

Quienes asistieron contaron que buscan luchar contra el abuso sexual infantil, una problemática que sería silenciosa, en la mayoría de los casos, porque los abusadores son miembros de la familia o personas de confianza, que visitan o residen en el hogar, manifestaron.

Ahí recordaron cifras internacionales que exponen que 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 niños son abusados sexualmente antes de cumplir 18 años. Y que el 90% de las víctimas jamás reportará el abuso por miedo, amenazas, culpa o vergüenza. El año anterior en Ecuador, la Fiscalía indicó que el 98% de las agresiones sexuales denunciadas se da en el entorno familiar. Pero menos del 10% de los casos son denunciados, según los expertos.

“¿Por qué caminamos?, por los niños. ¿Qué pedimos?, protección. ¿Qué gritamos?, Ecuador dice no más abuso infantil”, repetían a cada rato los caminantes. Ellos se tomaron fotos en grupo, en el paso peatonal sobre el puente 5 de Junio y en la Plaza de la Salud, para publicarlas en redes sociales e incentivar a más ciudadanos a sumarse a la campaña Ecuador dice no más.

Paola Andrade, de 44 años, directora de Ecuador dice no más, dijo que hace más de tres años comenzó a trabajar en el tema, tras asombrarse por el aumento de las estadísticas de niños abusados sexualmente y porque quienes pasaban por aquello no sabían a dónde acudir para recibir asistencia inmediata, sostuvo.

Andrade contó que ella y su esposo sufrieron abusos sexuales en la infancia. Pasaron unos quince años con diferentes psicólogos hasta que encontraron un profesional que los ayudó a romper el silencio. “Vives en silencio, con dolor. Y aislados, en el caso de nosotros (...). No hay una línea para llamar. Si eres violado, abusado, ¿a dónde llamas?”, mencionó.

Ella y su esposo se consideran sobrevivientes del abuso sexual y ahora, junto con el movimiento que han impulsado, buscan que en Ecuador se incluya de manera obligatoria, en la malla curricular, la prevención de la violencia y abuso para que los niños puedan aprender el tema desde el prekínder.

Íngrid Torres, de 41 años, del suroeste, dijo que los padres deben enseñarles a los niños que, por ejemplo, nadie debe tocarles las partes íntimas. (I)

Más detalles
Educación

Prevención
En la actividad de ayer se enseñó a los niños cinco reglas de protección, como tener a cinco adultos a los que se les pueda contar todo porque ellos van a poder ayudarlos. También se les dijo que nunca deben guardar secretos, considerados malos, que los hagan sentir tristes.

Autoprotección
Proteger su cuerpo y decir No si no quiere tocar, besar o abrazar a alguien. Otra regla es no dejarse tocar las partes íntimas. Ni aceptar tocárselas a otras personas.

 

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: