Expectativa por veredicto a allegados de Nicolás Maduro

Un jurado estadounidense declaró ayer culpables de planificar el envío de 800 kilos de cocaína a Estados Unidos a dos sobrinos de la primera dama de Venezuela.

Tras ocho días de juicio y seis horas y media de deliberaciones en un tribunal federal de Nueva York, el jurado falló de forma unánime que Efraín Antonio Campo Flores, de 30 años, y su primo Franqui Francisco Flores de Freitas, de 31, son culpables de conspiración para importar cocaína a Estados Unidos, y de conspiración para manufacturar y distribuir cocaína en el país.

El juez Paul Crotty, de la corte federal del sur de Manhattan, a cargo del caso, fijó como fecha tentativa de la sentencia el 7 de marzo. La pena mínima son diez años de cárcel, y la máxima cadena perpetua.

El fallo puede ser apelado por la defensa.

Los dos sobrinos, presentes en la corte federal durante todo el juicio, escucharon serios el veredicto, con rostro inexpresivo.

Ambos fueron detenidos en Haití en noviembre del año pasado por la DEA, la agencia antidrogas estadounidense, y en viados a Nueva York, donde han permanecido casi un año en prisión a la espera del juicio.

Operación encubierta
La DEA llevó a cabo una operación encubierta con informantes confidenciales en Venezuela y Honduras para atrapar a los dos sobrinos.

Los abogados de los acusados, de uno de los mejores bufetes de Manhattan, aseguraron durante el juicio que sus clientes fueron víctimas de una trampa tendida por informantes inescrupulosos y mentirosos de la DEA y que son tan “estúpidos” y “novatos” que cayeron en ella.

La fiscalía aseguró, no obstante, que los sobrinos se creían “tan poderosos” por su cercanía al presidente venezolano, Nicolás Maduro, que “podían trasladar casi una tonelada de cocaína de un aeropuerto a otro sin ser detenidos”.

Grabaciones de video, fotos y transcripciones de conversaciones telefónicas mostradas al jurado durante el juicio muestran a los acusados negociando el envío de 800 kilos de cocaína de Venezuela a Honduras a cambio de $ 20 millones, y a los informantes diciendo que el destino final de los cargamentos sería Estados Unidos. (I)

Caso
Investigación

Captura
Los dos primos viajaron en noviembre de 2015 a Haití en un jet privado para recibir $ 11 millones por organizar el envío de un primer cargamento de droga, pero fueron arrestados por la DEA.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: