Estatua del Cristo del Consuelo está lista para venir en convoy

En Puengasí, suroriente de Quito, entre emocionados y expectantes, el escultor Nixon Córdova; el encargado de la fundición de la obra, Gabriel Orozco, y el responsable de la parte técnica para el montaje, Nicolás Macchiavello, dejaron ayer lista la escultura gigante del Cristo del Consuelo que será trasladada pasado mañana a Guayaquil.

El último paso que se dio en la obra hasta el mediodía de ayer fue el relacionado con la alineación de las coordenadas de la estructura interna o el esqueleto del cuerpo, que debe quedar perfecto para que el monumento pueda ser instalado en el sector de Cisne 2, en el suroeste.

El artista y los técnicos afinaban, además, el cronograma de trabajo para el montaje de la obra. Una vez que la escultura llegue al Puerto Principal, calculaban que el armado del monumento tomará unas tres semanas, pues todavía se deben dar pequeños retoques a la escultura, detalles que no se pueden hacer en los talleres.

Nixon Córdova insistió en que la obra no estará totalmente terminada si es que no se cumplen con todos los detalles. “No estaré conforme mientras no vea que la escultura esté ubicada en su sitio y haya pasado todas las pruebas técnicas a las que tiene que ser sometida; conozco que mucha gente está esperando para ver la obra terminada y esto nos emociona mucho por todo lo que implica realizar un trabajo bien hecho para la ciudad, el país y los creyentes”, manifestó.

Sabiendo que una obra tan grande es de enorme responsabilidad, los padres de Nixon Córdova, Alfredo Córdova y Teresa Lara, llegaron desde Esmeraldas, donde residen, para mirar de cerca el trabajo de su hijo, para felicitarlo y darle toda la energía positiva que requiere en estos momentos.

Mientras, el responsable de la fundición de la escultura, Gabriel Orozco, ingeniero mecánico graduado en la Escuela Politécnica Nacional y gerente de la empresa Funsa, y sus técnicos cumplían con los últimos ajustes para el traslado de la escultura.

Orozco informó que el peso total de la escultura es de 17 toneladas, 15 de las cuales son del cobre y 2 del hierro de la estructura interna. “No podemos cometer errores, porque una vez montado, el monumento estará expuesto a fuertes vientos y a otros fenómenos naturales a los que debe resistir”.

Por su parte, Nicolás Macchiavello, de Macc Construcciones, empresa responsable de la plataforma, la base, el montaje y el traslado de la escultura, informó que todo está listo en Cisne 2, adonde será instalada la obra. “Si necesitan prolongarse uno, dos o los días que sean necesarios en el montaje, pueden hacerlo; lo importante es que trabajen con tranquilidad y se tome en cuenta el mínimo detalle”, manifestó Macchiavello. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: