Arquitectura moderna llegó con Sixto Durán-Ballén

La frase “Ni un paso atrás” se convirtió en tendencia en Twitter el martes, tras conocerse la muerte del expresidente Sixto Durán-Ballén. Y si en febrero de 1995 hubiera existido esa red social, con seguridad también lo habría sido. Es que el exmandatario, fallecido a sus 95 años, es recordado por su firme respuesta a Perú durante la guerra del Cenepa. No obstante, también dejó un legado en la arquitectura.

La concentración en la Plaza de la Independencia y el anuncio de no ceder posturas en un enfrentamiento del que Ecuador salió airoso quedaron en la retina de los ecuatorianos y en la memoria del exmandatario que el año pasado recordó a esa época como la de mayor impacto en su vida política. Confesó que cuando recibió la noticia de los dos primeros fallecidos, sintió que él los había enviado a la muerte porque decidió no ceder tras la invasión peruana, más allá de que impulsó el inicio de las conversaciones de la paz. En la mesa diplomática los derechos amazónicos quedaron reducidos a un kilómetro cuadrado en Tiwintza, dijo.

La trayectoria política de Durán-Ballén sienta sus raíces en su profesión como arquitecto. Él mismo dijo en el 2011, durante una entrevista colgada en el blog Arquitectura Ecuatoriana, que se lo considera el arquitecto pionero de la modernidad.

A fines de 1947 retornó al país y se integró a la primera escuela de arquitectura que se había fundado un año antes. “Soy el primero de esa camada de arquitectos ecuatorianos de la arquitectura moderna contemporánea”, aseguró. A su juicio, su obra más importante fue el hospital conocido como de la Liga Ecuatoriana (LEA), que más tarde se convirtió en el hospital Pablo Arturo Suárez.

Como ministro de Obras Públicas de Camilo Ponce Enríquez impulsó la construcción de carreteras y puso en marcha la edificación de los aeropuertos de Quito y Guayaquil, así como los puertos de esta ciudad y de Puerto Bolívar. En la Alcaldía de Quito dotó de vías modernas y túneles de acceso a la urbe.

Ya en la Presidencia creó el Ministerio de Vivienda, siguió obras inconclusas como la carretera Ibarra-San Lorenzo y abrió caminos vecinales, además de construir vías. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: