Justicia allana cinco mansiones del socio del kirchnerismo Lázaro Báez

Cinco mansiones, con un valor de $ 300 mil cada una en la exclusiva zona de la ciudad balnearia de Pinamar, fueron parte de los nuevos allanamientos de bienes del empresario Lázaro Báez, quien manejó millonarios contratos con los Kirchner y está preso desde hace 7 meses, acusado de lavado de dinero.

Según la información publicada por diario Clarín, en los operativos simultáneos ordenados por el juez Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan se constató que las viviendas estaban deshabitadas, algunas con señales de deterioro y estaban administradas por Fernando Butti, excontador y mano derecha de Báez.

Los inmuebles no generaron ganancia y se sospecha que su compra podría ser una maniobra de lavado de activos. Las facturas registran un mismo domicilio: Pasaje Carabelas 241, la histórica sede de Austral Construcciones, la firma insignia de Báez que logró $ 2.200 millones en contratos viales en los doce años del gobierno kirchnerista, indica el medio.

Con los operativos se busca definir el valor de los inmuebles que permitan establecer a cuánto asciende la fortuna de Báez, que según fuentes judiciales, el valor de todos los bienes del polémico empresario superaría los $ 220 millones.

Con los allanamientos de ayer suman casi 200 las operaciones realizadas. Hasta inicios de septiembre pasado se habían tasado 162 inmuebles y aún restaban por evaluar otras 150 propiedades.

Baéz adquirió bienes no solo en Santa Cruz, de donde es originario, también tiene propiedades en otras nueve provincias del país, entre ellas, Buenos Aires, Mendoza, Río Negro, Córdova Salta o Tierra de Fuego, según clarin.com.

La justicia argentina embargó más de 1.500 bienes de Báez, entre propiedades, vehículos o barcos, en un caso en el que son investigados algunos de sus colaboradores y sus hijos.

Nuevo caso
La trama del llamado caso de la corrupción K, que implica al clan familiar de los Kirchner, a Báez, sus hijos y socios; además de una red de exministros y funcionarios del kirchnerismo, alcanzó también ayer al hijo del también investigado por irregularidades Aníbal Fernández, el exjefe de gabinete de la expresidenta Cristina Fernández, procesada e investigada en varias causas.

Una denuncia de la diputada Elisa Carrió acusa por supuesto contrabando y lavado de dinero a José Gancerain, mano derecha de Fernández y quien tenía relaciones societarias con Facundo Fernández, el hijo del exfuncionario de Cristina. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: