Creadores de gigantes ven forma de financiar su labor

Los gigantes de papel toman forma y se levantan de a poco en el suburbio de Guayaquil, a siete semanas de finalizar el 2016. La falta de materiales y recursos los ha retrasado en la elaboración. Están trabajando contra reloj y a la espera de quienes puedan apoyarlos con sus manos, papel o pinturas.

Cinco de los seis personajes de la película infantil El rey León están casi listos, en la 25 y Gómez Rendón. Detrás de una cerca de caña está el escenario, que simula la cima de piedras –elaboradas con palos, cartón, alambre, entre otros– donde están los monigotes de Mufasa, Sarabi, Pumba, Timón y el mono Rafiki.

Solo falta Simba en el espacio de siete metros de largo y seis de alto, al que tendrán acceso los visitantes por una escalera interna para fotografiarse con los personajes de la película infantil, comenta el artesano Omar Vera, de 29 años, quien junto con su amigo, Fernando Pacheco, pintaba de crema la estructura.

Ambos están a la espera de reunir el dinero para comprar las pinturas que necesitan para cada monigote. Esperan terminarlo este fin de semana y pintarlo la próxima semana, si es que consiguen el aporte.

Piensan hacer una colecta en el barrio, el cual se ‘llena de vida’ en diciembre con los gigantes y las visitas que reciben para admirar el arte de los siete jóvenes que colaboran en este muñeco cada año.

En la Décima, entre Ayacucho y Huancavilca, se levanta el personaje de Marvel Deadpool. Charles Vilema, de 29 años, empezó a elaborarlo en octubre, pero tuvo que dejarlo en ‘stand by’ un mes porque le faltaban los materiales.

El fin de semana pasado retomó las labores y durante 41 horas ininterrumpidas, afirma, hizo la estructura de la mitad del cuerpo con caña, madera y cartón. Le resta por hacer las piernas y los acabados en las tardes y noches, al regresar de su trabajo, hasta fin de mes.

En la 16 y Huancavilca está la cabeza de Godzilla.

Luis Crespo, de 21 años, avanza de a poco, porque le faltaban materiales. La escena del monigote será el Godzilla de medio cuerpo, dando la impresión de que sale del agua, y que con sus garras llega a un puente, una estructura que hará para que los turistas suban y se fotografíen.

“Es una tradición en este sector. Con nuestro arte le damos vida al barrio, lo hace turístico en diciembre, vienen de todos lados del país y también extranjeros”, expresa Crespo, quien se muestra contento de ser parte de la ruta turística de los monigotes gigantes.

El Municipio hará el lanzamiento de esta ruta el 19 de diciembre y contará con 17 puntos y dos circuitos, señala Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública Municipal de Turismo. Este es un proyecto que se inició en el 2014. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: