Hallan tres cuerpos sin vida en zona rural de Guayas

Actualizado a las 15:49

Los cuerpos sin vida de dos hombres y una mujer fueron encontrados por la Policía la madrugada de este miércoles en el sector de Guampa, una zona rural entre Chongón y Cerecita, al borde de la carretera.

Del hallazgo se supo por llamadas de pobladores al sistema ECU-911, realizadas la noche del martes. De acuerdo con el parte policial, los cuerpos estaban con las manos atadas hacia atrás. Dos de ellos presentaban tiros en la cabeza. El tercero tenía señales de estrangulamiento.

Personal de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) ejecutó el levantamiento de los cadáveres a las 03:00 de este miércoles.

La Policía levantó el parte sin identificar a las víctimas, que al parecer no portaban documentos, pero la prueba de necrodactilia dio cuenta más tarde de que se trataba de los ciudadanos Geovanny Francisco Mackenzie Barrera y Lisbeth Katherine Albán Pinos. En tanto que un supuesto familiar identificó al tercer cuerpo como Carlos Luis Gil Moreno, lo que estaba sujeto a confirmación mediante cotejo dactilar.

Casi al mediodía de hoy, parientes de este último llegaron al Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de la Policía Judicial (PJ), en el noroeste de Guayaquil, y reconocieron el cuerpo. Evitaron hablar del caso, por lo que era desconocido si las víctimas tenían algún parentezco.

En su parte, la Policía señaló que el levantamiento de los cadáveres se realizó en el km 28 de la vía a Guampa, "diagonal a la pista de motocross", que el delito era asesinato, que la motivación debía de determinarse y que no había aprehendidos por el momento. Agregó que en la escena se encontró una bala deformada y una vaina percutida calibre 45.

Agentes de la Dinased tenían previsto la mañana de ayer seguir con las pericias en el sitio del hallazgo de los cadáveres, por lo que el perímetro estaba acordonado con cinta amarilla y con custodia policial.

En Chongón, pobladores dijeron desconocer quiénes podrían ser las víctimas. Solo especularon que en aquella zona de haciendas pudieron ser guardianes de alguna propiedad.

En la PJ no se pudo obtener la versión de alguna autoridad de la Dinased. El fiscal Jefferson Caicedo estuvo al frente del levantamiento de los cuerpos. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: