Objetos de origen dudoso aún se venden en las calles

Accesorios para celulares, DVD, teléfonos dañados que se venden como repuestos, controles remotos para televisores y otros aparatos electrónicos usados o seminuevos son varios de los artículos que se ofertan a bajo costo en algunos puestos improvisados de la ciudad.

“¿Cuánto vale este control remoto para canales de cable?”, preguntó al mediodía de ayer una mujer a uno de los que ofertaban artículos, de dudosa procedencia, en una calle cercana al mercado de las Cuatro Manzanas por donde rondan policías metropolitanos.

La respuesta del vendedor informal fue inmediata: “Este vale 3 dólares, cuánto da, lléveselo en $ 2,50 y le pongo la pila”, insistió el hombre que ante la negativa de la mujer agregó que uno de estos controles remotos en otro lado costaría unos 25 dólares.

El pasado lunes, familiares y amigos de Robert Salazar, el periodista de este Diario que fue asesinado el 7 de noviembre por robarle su celular, pidieron a la ciudadanía durante un plantón en la plaza San Francisco que no compren objetos robados. “Si nadie les compra, no van a robar. Así se corta esa cadena”, manifestó el padre del comunicador, Horacio Salazar.

El tendero Walter Venegas fue abatido el 4 de este mes a tiros al defender a su familia, luego del robo de los dos celulares de su esposa, en Las Orquídeas. Los deudos piden a las autoridades justicia. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: