Temas

CSCG

Suicidios

Comunidad

Acción policial


Dos intentos suicidas en Guayaquil revelan inquietante situación

Un hombre descamisado se para en la baranda del paso elevado vehicular de las avenidas 25 de Julio y Raúl Clemente Huerta. Agita los brazos con la mirada fija hacia el vacío, se pone en cuclillas y así se queda por 15 segundos. Luego, salta hacia la baranda del paso vehicular contiguo y cruza corriendo, sin ver si pasan carros, hacia el extremo derecho del viaducto.

Allí, deja vencer el cuerpo hacia adelante y después retrocede, colgándose de la baranda con las manos. Así permanece por 20 segundos, luego de lo cual se abalanza al costado de un vehículo, cuyo conductor logra esquivarlo.

En un segundo intento de impactarse contra otro carro, el hombre busca el carril central para lanzarse hacia el parabrisas del automotor, pero el chofer frena de inmediato.

Entonces el hombre se sienta en la baranda con los pies colgando en el vacío hasta que llegan agentes de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) y de la Policía Nacional y logran agarrarlo para evitar que siga exponiendo su vida. El hecho se registró a las 11:25 del domingo 13 de noviembre.

Al día siguiente, el lunes 14, en un paso elevado de la vía Perimetral, por el sector del Fortín, ocurrió un hecho similar alrededor de las 09:30.

Un hombre vestido de payaso intenta lanzarse del viaducto, mientras en la parte baja decenas de personas miran el hecho. Con dificultad, por la altura de la baranda, él sube la pierna derecha en el muro.

Al verlo sentado en la baranda, con la intención de lanzarse, los conductores de dos buses detuvieron sus unidades en paralelo como formando una plataforma que soporte al individuo en caso de que se arroje.

En la parte alta, dos policías intentan acercarse al hombre, pero él les hace señas de que no lo hagan y amenaza con botarse al vacío. Todo mientras por el paso elevado cruzan tráileres, camiones y carros livianos.

Luego de un descuido del hombre, la policía logra cogerlo, con la ayuda de agentes de la ATM y la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

Ambos hechos fueron captados por las cámaras de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG).

Especialistas dicen que al aproximarse diciembre, fecha en que se celebran fiestas que llaman a la reunión familiar, hay muchas personas que se entristecen o se deprimen porque han perdido a familiares, están desempleadas o tienen problemas interpersonales.

Por ello recomiendan que si en algún momento detectan que algún pariente, amigo o conocido presenta síntomas de depresión, se busque ayuda de un psiquiatra o psicólogo.

Si no tienen recursos, se puede acudir a los hospitales públicos que tienen servicio de psiquiatría o psicología. Otra opción es buscar ayuda con los líderes comunitarios o líderes de sus templos o iglesia. (I)

800
mil
personas mueren cada año por suicidio, la segunda causa entre personas de 15 a 29 años, según OMS.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: