La palabra diaria: Dejo ir y permito que la luz de Dios resplandezca

Dejo ir y permito que la luz de Dios resplandezca.

Dejar ir
Si me siento agobiado por las responsabilidades, analizo si es que he asumido las obligaciones de otros. ¿Me siento responsable por su éxito y bienestar? Dios es la única fuente disponible para satisfacer las necesidades de todo el mundo. Cada uno de nosotros tiene acceso a la sabiduría, fortaleza, creatividad, comprensión y amor divinos. Dios tiene una relación personal con cada uno de nosotros.Oro por mis seres queridos y los libero al camino de su mayor bien. Me enfoco en mi relación personal con lo Divino. Al reconocer el poder de Dios en las personas a mi alrededor y en mí, dejo ir y veo que Dios resplandece a través de todos nosotros.

Salmo 62:8
“Pueblos todos, ¡confíen siempre en Dios! ¡Vacíen delante de él su corazón! ¡Dios es nuestro refugio!”. (F)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: