Temas

Municipio de Guayaquil

Fundación Guayaquil Siglo XXI

Religión

Obras públicas

Tradiciones


Templete está casi listo para recibir a Cristo del Consuelo

Los esposos Agapito Cuero y Carmen Arizala recuerdan que cuando llegaron hace 21 años al sector de Cisne 2, en el suburbio de Guayaquil, todo era agua. Con mucho esfuerzo, dejando hasta de comer, dicen que lograron rellenar una parte del estero Salado y levantar la pequeña casa de caña a la que pueden acceder por un pequeño puente de madera.

A unos 30 metros de su vivienda se observan dos columnas de hormigón que forman la cruz en la que se colocará el monumento del Cristo del Consuelo que llegará de Quito el próximo viernes. La obra se ejecuta en la explanada junto al Centro de Atención Municipal Integral, en la Octava y la Ch.

Según Wilfrido Matamoros, gerente general de la Fundación Guayaquil Siglo XXI, solo falta un 5 % de la obra civil. Se colocarán adoquines en la plazoleta donde está levantada la cruz, iluminación y árboles. También se realizarán adecuaciones en las riberas del estero, donde en la actualidad volquetas arrojan desechos de construcciones.

“La obra es bonita, pero nosotros lo que necesitamos es que nos rellenen (...), ya nos están haciendo el alcantarillado”, comenta Agapito, de 50 años.

Otros moradores tienen la expectativa de que se incremente la actividad comercial en la zona ante la llegada de la escultura y la tradicional procesión del Cristo del Consuelo que se realiza todos los años en Semana Santa. Uno de ellos es Alejandro Noboa Reina, quien tiene una tienda cerca del monumento que tiene un costo de $ 2,5 millones y que será inaugurado el 17 de diciembre.

“A nosotros que tenemos un pequeño negocio esto nos va a ayudar porque vamos a vender (...)”, señala Noboa. Al pie de su vivienda se realizan trabajos de regeneración y la instalación de la red de alcantarillado, obras que dicen esperaban por años.

Para él y su esposa, Piedad López, esta es la obra más grande levantada en el sector, donde se asentaron hace 31 años.

María N., residente hace 25 años, quiere que sumado a las obras mejore la seguridad. “Sí hay patrullajes, pero igual hay inseguridad”, señala. En voz baja cuenta que hay un lugar conocido como “la calle de los sueños” por los continuos robos.

A unas cinco cuadras de la obra monumental está una Unidad de Policía Comunitaria (UPC). Otro morador sugiere que deberían asignarse también policías metropolitanos.

Un día antes de la inauguración, el viernes 16 de diciembre, habrá una vigilia en la iglesia del Cristo del Consuelo, ubicada en Lizardo García y la A. Las puertas se abrirán desde las 05:00. La imagen de Jesús será bajada del altar, para ser expuesta al público todo el día.

Ángel Villamizar, párroco y rector del santuario Cristo del Consuelo, informa que a las 06:00 del sábado se realizará la eucaristía, que prevé será campal, para luego salir de la iglesia a las 07:00 en procesión hasta la explanada de Cisne 2. Pero no será un recorrido de penitencia sino de acción de gracias por lo que participarán bandas populares y danzas, indica.

Tiene la idea de que en la ruta se sumen mariachis para que le rindan una serenata al Señor.

Este recorrido será como un ensayo de la nueva ruta de la procesión, comenta el padre.

“Vamos a llevar la imagen para que le eche la bendición a la otra (escultura)”, señala Villamizar. A la explanada prevé llegar a las 09:00, donde espera contar con la participación de la Banda Blanca de la Armada Nacional. Una hora después será el acto de inauguración de la obra, con la presencia del alcalde Jaime Nebot y el arzobispo de Guayaquil, monseñor Luis Cabrera. “Es un monumento imponente, pero no para que se imponga, sino para que muchos se acuerden del Cristo del Consuelo”, dijo el párroco.

En Cisne 2 se levanta la cruz donde se colocará el monumento del Cristo del Consuelo, que se inaugurará el 17 de diciembre. La escultura de bronce se fabrica en Quito. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: