Ministro Serrano califica de “negligencia inadmisible” la muerte de adolescente en Santo Domingo

El Ministro del Interior, José Serrano, afirmó que la muerte de una adolescente durante un festival acrobático realizado en Santo Domingo de los Tsáchilas, el pasado 30 de octubre, se debió a un acto de "negligencia inadmisible dentro de la estructura profesional de la Policía Nacional".

Serrano indicó que se ha iniciado una investigación administrativa sobre este caso y que, en primera instancia, se ha establecido que en la cadena jerárquica y de responsabilidades de la Policía, todos los oficiales que tuvieron bajo su responsabilidad este evento sean dados el pase a la Dirección de Asuntos Civiles de la Policía Nacional".

Informó que los oficiales investigados, son: general Édison Gallardo, supervisor de la zona en la que se encuentra la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas y supervisor del evento realizado el 30 de octubre; coronel Cristian Rueda, comandante del Distrito Subzona Santo Domingo de los Tsáchilas; coronel René Almeida, comandante de la Subzona Santo Domingo de los Tsáchilas; mayor Diego Ganchala, jefe de Operaciones de la Subzona Santo Domingo de los Tsáchilas; mayor Jorge Dávila, director de Comunicación Estratégica de la Policía Nacional; capitán Cristian Suárez, jefe del equipo del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) asignado al evento del 30 de octubre y el teniente Marco VinicioGutiérrez, oficial a cargo del equipo que trabajó en el evento.

Dijo que durante estas investigaciones "no descartamos que se incluya a otros oficiales, funcionariospoliciales de la institución".

"Debemos señalar que si bien los disparos fueron efectuados por personal subalterno y de tropa de la Policía, sin embargo, "no vamos a establecer la investigación en ese nivel; la investigación que ha iniciado la Policía Nacional tiene que ver con el cumplimiento de protocolos, de instructivos y de las responsabilidades que bajo ningún punto de vista podía haber permitido el uso de municiones reales para dicho evento.

Señaló que previo a estos evento se realiza una práctica, una prueba, un ensayo y "ahí se ha determinado actos de negligencia como. por ejemplo, que la mayoría de los oficiales "involucrados" no estuvo presente en esos ensayos y, por tanto, no se tomaron los correctivos respectivos.

"Esta negligencia simplemente es inadmisible e impresentable dentro de toda la estructura profesional que ha venido desarrollando estos últimos años la Policía Nacional; por esto es que más allá de la investigación penal, se ha indicado al fiscal, a los jueces y a los familiares de la víctima que se dará todas las facilidades para que tengan acceso a todas las evidencias, documentos y a las armas que se utilizaron en ese día", manifestó.

"En esa perspectiva la Inspectoría de la Policía Nacional, el Consejo de Generales y el Ministerio del Interior tomarán todas las acciones necesarias para juzgar y sancionar administrativamente a los oficiales que en los diferentes niveles tengan responsabilidades en el suceso del 30 de octubre pasado", afirmó.

La muerte de esta adolescente de 15 años de edad desató el debate sobre el uso de balas reales en las presentaciones de la Policía en eventos masivos. Ante esto, las autoridades anunciaron que ya no se usará municiones verdaderas en estas prácticas. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: