Papa Francisco agachó la cabeza y pidió perdón por los pobres

Numerosos desamparados colocaron las manos sobre los hombros del papa Francisco durante una emotiva ceremonia por el inicio del Jubileo de los Excluidos, que se realizó este viernes en el auditorio del Vaticano.

El papa en este acto religioso pidió perdón a los pobres y desamparados del mundo por todos los años en que los cristianos les han dado la espalda.

Además, el pontífice agachó la cabeza y permitió que varios desamparados colocaran las manos sobre sus hombros.

Unas 4.000 personas de 22 países que alguna vez estuvieron o están ahora sin hogar participaron en el evento, uno de los últimos que el pontífice ha organizado con motivo del Año de la Misericordia.

“Les pido perdón”, dijo el papa, en nombre de los cristianos que “ante una persona pobre, o ante el fenómeno de la pobreza, se dieron la vuelta”.

Luego de que algunos de los pobres relataron las penurias que han enfrentado, el pontífice los alabó por mantener una vida digna a pesar de todo.

El papa Francisco comenzó su discurso respondiendo a un hombre desamparado que contó sus dificultades. Se dirigió a él en estos términos: “Como seres humanos, nosotros no nos diferenciamos de los grandes del mundo. Tenemos nuestras pasiones y nuestros sueños que tratamos de llevar adelante con pequeños pasos”.

Pidió a los pobres que se quedaran sentados mientras él se ponía de pie para implorar a Dios: “Enséñanos a mostrar solidaridad, porque todos somos hermanos”.

Queridos amigos, compartimos con ustedes este pequeño vídeo publicado en la cuenta Instagram oficial del Papa Francisco, @franciscus. El Papa Francisco reza con los pobres y por los pobres, que a su vez rezan por él, al final del encuentro de hoy con motivo del Jubileo de las personas en situaciones de precariedad. Esta peregrinación, en la que participan unas cinco mil personas sin techo, procedentes de 22 países, ha sido posible gracias a la Asociación Fratello.

Publicado por News.va Español en Viernes, 11 de noviembre de 2016

El diario La Repubblica publicó el viernes declaraciones del papa cuando se le pidió su opinión de Donald Trump.

“Yo no emito juicios sobre personas u hombres de política”, respondió el pontífice.

Agregó: “Lo único que quiero entender es el sufrimiento que su forma de proceder causa a los pobres y excluidos”.

La audiencia del viernes se organizó para el día en que la Iglesia católica honra a san Martín de Tours, quien al ver a un pobre temblando de frío, usó una espada para cortar su abrigo y le regaló la mitad. El papa Francisco ha otorgado medallas a diversos líderes mundiales con la imagen de san Martín.

El Año de la Misericordia culminará el 20 de noviembre con una misa oficiada por el papa. Ese día también se procederá al cierre de las puertas basílica de San Pedro.

Organizadores
El evento fue organizado por la asociación francesa Fratello y la comunidad de San Egidio y se realizó en el aula Pablo VI. 

Jubileo
El Jubileo de los Excluidos se inició el viernes y culminará el domingo. Este es uno de los últimos eventos que se dan antes del cierre del Año de la Misericordia. En la jornada participan cerca de 6.000 personas con dificultades para insertarse en la sociedad. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: