La palabra diaria: Dios, agradezco tu gracia en mi vida

Dios, agradezco tu gracia en mi vida.

Gracia
La gracia de Dios. ¿Cómo definirla? La gracia es un regalo de Dios que asegura mi bienestar. Puedo percibir este don bendito en la risa de los niños. La veo en la belleza de las montañas, de los árboles y del océano. La experimento en la sincronía de un día lleno de bendiciones inesperadas. La siento en el abrazo de un ser querido cuando paso por un reto. La gracia de Dios me bendice con ideas y comprensión. Me alineo más con la gracia de Dios cuando mantengo mi corazón lleno de gratitud. Cuando digo “gracias, Dios”, abro mi corazón para recibir aún más gracia, más sabiduría, más energía, avivando así la conciencia de que yo soy un ser espiritual.

Efesios 2:8
Ciertamente la gracia de Dios los ha salvado por medio de la fe. Esta no nació de ustedes, sino que es un don de Dios. (F)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: