Comerciantes de fronteras no están satisfechos con sus ventas

El largo feriado no satisfizo las expectativas de ventas de los comerciantes de dos ciudades fronterizas del país: Tulcán y Huaquillas. En ambos sitios se aplica la canasta comercial transfronteriza que permite a empresarios importar productos como celulares, televisores o línea blanca sin salvaguardias (sobretasas arancelarias) ni aranceles y venderlos pero pagando impuestos.

José Tatés, quien vende ítems de la canasta comercial transfronteriza en Tulcán, dijo que le fue “bien en el feriado”.

Afirmó haber comercializado tres lavadoras y unos doce televisores e impresoras. El primer producto es parte de los nuevos artículos que los vendedores pueden importar, y los otros tienen restricciones para la nacionalización a los viajeros que ingresen por vía terrestre.

Para el carchense William Segarra, gerente de Comercial Segarra, la venta se está reactivando, pues solo el viernes comercializaron diez televisores.

En ese almacén, Ramiro Argotti, de Quito, compró un televisor de 40 pulgadas en $ 570. Afirmó que el mismo producto en Ipiales (Colombia) vale $ 400, pero la nacionalización del artefacto es complicada, por lo cual lo adquirió en Tulcán.

“En el momento en que vendemos, entregamos la factura con el respectivo pago de la liquidación aduanera, que es una ventaja”, indicó Segarra.

En almacenes minoristas, como el Centro Comercial Popular, que agrupa a unas 450 personas, hubo decepción.

Su vicepresidente, Roger Estrada, estimó que el 5% de comerciantes logró vender algo.

María Gordón, que comercializa ropa de bebés, licras o pantalones, dijo que el negocio en el feriado estuvo ‘malo’, a pesar de los turistas. Estimó sus ventas en unos $ 10 a $ 20.

El auge comercial es para Colombia, opinó Magdalena Paucar, quien también tiene un local en ese centro comercial. Calculó en los días del feriado haber vendido unos $ 150 de vestimenta deportiva. El año pasado vendió unos $ 300 y hace dos, $ 500.

La Cámara de Comercio de Tulcán anunció que se reunirá hoy para hacer una evaluación del feriado.

Los comerciantes de Huaquillas se quejaron de que los turistas prefirieron pasar a Aguas Verdes, en el lado peruano, a hacer compras de ropa, alimentos y otros productos.

“No podemos competir con los vecinos del Perú, porque tenemos precios altos frente a los bajos que ellos ofrecen” manifestó Gandy Chamba, dirigente de los comerciantes del cantón Huaquillas, refiriéndose al cambio monetario.

Chamba señala que el 95% de la población de Huaquillas se dedica al comercio, aunque también existían fábricas de calzado y ropa que cerraron.

Por ejemplo, una camisa de tela que se comercializa en Ecuador en $ 12, en Perú se encuentra hasta en $ 5. (I)

5
Localidades del país tienen canasta comercial transfronteriza: Carchi, Sucumbíos, Orellana, Loja y Huaquillas.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: