La palabra diaria (6 de noviembre de 2016)

Vivir en abundancia es mi derecho de nacimiento. ¡reclamo mi bien ahora!

Abundancia
La abundancia puede ser definida como “prosperidad, riqueza o bienestar”. ¿Cómo se aplica esta definición a mí? Como creación de Dios, vivir en abundancia es mi derecho de nacimiento. Acepto mi herencia cuando confío en las ideas divinas y las utilizo como ladrillos para edificar mi vida. Elijo pensamientos que representen prosperidad, provisión y bienestar. Dios desea que viva dichosamente y permito que su naturaleza se exprese en todo lo que digo y hago. Conozco el poder de mis pensamientos y oraciones. Aparto tiempo para dar gracias por las bendiciones en mi vida. Dios me creó para llevar una vida hermosa y próspera. Mi vida es una oración de agradecimiento. ¡Reclamo y acepto mi bien ahora!

Santiago 1:17
Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, del Padre de las luces. (F)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: