Tregua humanitaria en Alepo no tuvo acogida

Una “pausa humanitaria” de 10 horas decretada por Rusia, aliada del régimen sirio, se efectuó ayer en Alepo, pero aparentemente nadie utilizó los “corredores humanitarios” para dejar los sitiados barrios rebeldes.

Esta segunda pausa debía supuestamente permitir la evacuación de civiles y heridos, y la retirada de los combatientes rebeldes que lo desearan.

Pero la ONU hizo saber este mismo viernes que no estaba “implicada” en este “anuncio unilateral“, y un grupo rebelde denunció una iniciativa que “no tiene ningún valor”.

Además, los rebeldes sirios dispararon ayer siete cohetes en dirección de la carretera del Castello, un corredor de evacuación del norte de Alepo destinado a la evacuación de combatientes y civiles, según la agencia oficial Sana, que acusó a los “grupos terroristas” de “impedir a los civiles abandonar los barrios del este”.

El ejército sirio, apoyado por la aviación rusa, lanzó el pasado 22 de septiembre una amplia ofensiva para reconquistar los barrios controlados por los insurgentes, al este de Alepo.

Las fuerzas del régimen, que controlan los sectores alrededor de estos barrios del este, bloquean el acceso a esta parte de la ciudad donde viven más de 250.000 personas. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: