La variada oferta turística de Baños atrajo más visitas

En la ciudad de Baños de Agua Santa, las calles, piscinas de aguas termales, sitios turísticos, restaurantes y los puestos de alimentos preparados del Mercado Central estuvieron copados de personas que llegaron a pasar el feriado disfrutando de los encantos que ofrece el cantón tungurahuense.

“Dando gracias a Dios hay bastantes turistas que comenzaron a llegar desde el miércoles en la tarde y por esa razón se está vendiendo muy bien, lo que más piden los visitantes son los llapingachos”, manifestó Carmen Zurita, comerciante del Mercado Central.

El jueves pasado, por lo menos dos horas les tomó a decenas de conductores recorrer poco más de cinco kilómetros para llegar a Baños de Agua Santa. La columna que se formó desde antes del mediodía llegaba hasta el sector Chaupi, en el cantón Pelileo.

Llegaron visitantes de todas las provincias. Enma Alcócer, de Riobamba, viajó a Baños para acudir a las piscinas, porque dijo que las aguas termales tienen propiedades medicinales, además tenía previsto visitar el santuario de la Virgen del Rosario de Agua Santa.

Entre los turistas había quienes llegaron a conocer por primera vez el cantón, como Miguel Almache, de Los Ríos, y Jennifer Mero, de Manabí. Ellos aseguraron que querían recorrer la ruta de las cascadas, subirse al columpio de la Casa del Árbol, pasear en chiva y darse un refrescante baño en las aguas termales.

En el sector hotelero había un movimiento importante. Rosita Barrera, del hotel Achupallas, indicó que si bien en otras temporadas todas las habitaciones se llenaban hasta máximo el mediodía del primer día del feriado, en este se tuvo que esperar hasta la noche, pero que es satisfactorio ver que los turistas llegaron en buen número a este cantón.

Para Patricia Mazón, jefa de marketing del Municipio de Baños de Agua Santa, el feriado estaba evolucionando bien, porque hay buena asistencia de turistas en todos los locales que brindan servicio. Dijo que en todo el asueto se estima que lleguen más de 30.000 personas a esta localidad.

Durante este feriado, un grupo de inspectores realiza operativos permanentes en los locales de los servidores turísticos para constatar la calidad de la atención, así como para evitar que haya abusos en los cobros.

Gabriela Soria, servidora del Municipio en la taquilla de las piscinas de aguas termales de La Virgen, aseguró que en relación con fines de semana normales, el feriado fue superior entre el 40% y 50% de ingresos de bañistas.

Esta cifra, según la funcionaria, es un referente de que sí hubo visitantes que arribaron en buen número atraídos por la oferta turística del cantón. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: