La contaminación asfixia a Nueva Delhi

Unas 1.800 escuelas de Nueva Delhi estarán cerradas el sábado a causa de un nivel máximo de contaminación histórico que afecta a la capital india, indicaron este viernes los poderes públicos.

Unos 900.000 escolares alumnos de establecimientos públicos podrán quedarse en cama el sábado de mañana, en una megalópolis cubierta por una capa de humo espeso desde las celebraciones de la gran fiesta hindú de Diwali, el fin de semana pasado.

"Fue decidido mantener las escuelas públicas cerradas el sábado a causa de la bruma de la contaminación en Delhi", declaró a la AFP Yogendra Maan, portavoz de la municipalidad de Delhi.

Pero "las escuelas funcionarán normalmente a partir del lunes", precisó.

En su mayoría, las escuelas en India dan sus cursos durante seis días a la semana, pero el sábado se trabaja sólo media jornada.

La calidad del aire en Nueva Delhi ha empeorado en forma dramática en los últimos años. La rápida urbanización provoca un aumento de las emisiones de los vehículos con motores diésel, las fábricas y centrales eléctricas que funcionan con carbón como combustible.

La atmósfera se ha vuelto tan asfixiante que en los campos aledaños se encienden fuegos para calentarse o cocinar la comida en el frío invierno del norte indio.

Este nuevo episodio de contaminación fue desencadenado por las celebraciones de la fiesta de las luces, Diwali, en la que se queman millones de petardos y se lanzan fuegos artificiales, cuyo efecto es cubrir la capital india con un grueso manto de contaminación. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: