Una fiesta terminó con invitado herido en Guayaquil

Una calcomanía de una calavera y una calabaza, alusiva a la noche de brujas, era uno de los restos de una fiesta de cumpleaños que fue interrumpida por varios disparos, la noche del lunes pasado.

Eran las 23:00 cuando un sujeto abrió fuego en contra de Roger M., de 23 años, que quedó tendido en la calzada frente a la casa donde se desarrollaba la fiesta, en la coop. Los Ángeles, en La Prosperina, en el noroeste de Guayaquil.

“Estábamos sentados porque iban a hacer un concurso y de pronto se escucharon los disparos”, dijo una vecina del sector que prefirió no identificarse.

La música cesó y los gritos de los invitados del cumpleaños envolvieron la calle mientras el sujeto que disparó huía. A sus espaldas lo seguía Muñeca, la perra de una vecina que trataba de alcanzarlo, relató María.

“La gente pedía que no lo siguieran por temor a que volviera a disparar con el revólver”, contó la testigo.

En el piso quedó un charco de sangre después de que una ambulancia asistió al joven herido, que fue trasladado a un hospital. “El chico no vivía por aquí. Venía de visita tan solo, no lo conocía del todo”, comentó otra vecina del lugar.

Cerca de allí, pero más temprano, se registró una muerte. Según contaron testigos, en la calle que une a las cooperativas Leonidas García y Simón Bolívar, un policía disparó a un supuesto delincuente, quien habría asaltado al agente.

Moradores del sector indicaron que los robos son constantes en este lugar. Explicaron que ladrones a bordo de motocicletas interceptan a sus víctimas y las amedrentan con armas de fuego. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: