La palabra diaria

Mis expresiones de amor pavimentan el camino hacia la paz.

Paz mundial
Un himno religioso comienza: “Que haya paz en la Tierra, y que comience conmigo”. Tenemos la habilidad de ser paz y proporcionar paz al mundo cuando expresamos amor, compasión y comprensión. La paz de Dios va delante de nosotros, disipando el temor, la codicia y la envidia. Todas las naciones, toda la humanidad, son parte de un todo mayor –cohabitamos un planeta–. Al permitir que Dios guíe nuestros pensamientos, palabras y acciones, ayudamos a crear y mantener la paz mundial. Somos expresiones de lo divino y, como tales, podemos permitir que el amor y la compasión pavimenten el camino hacia la paz. Hoy, que nuestra oración sea: “Que haya paz en la Tierra y que comience conmigo”.

Marcos 9:50
“Vivan en paz unos con otros”. (F)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: