Dictan sentencia contra quince procesados en caso ‘Pases Policiales’

Con dos votos de mayoría, y uno salvado, el Tribunal penal de la Corte Provincial de Pichincha dictó este lunes sentencia contra los quince procesados en el caso ‘Pases Policiales’. El excomandante de la Policía Nacional, general, Fausto T., y el teniente Alexis C., fueron sentenciados a 13 años y tres meses de pena privativa de libertad.

Fausto T. y Alexis C. fueron sentenciados en calidad de autores del delito de delincuencia organizada en el caso pases policiales, donde se investigó una presunta venta de 1.317 pases irregulares en la institución, entre el 2014 y 2015, por costos de entre $ 900 y $ 1.500.  

Otros nueve efectivos fueron condenados a nueve años y tres meses de prisión, y tres más a diez meses, porque dieron colaboración eficaz a la Fiscalía. Mientras una ciudadana civil, Maria Teresa. B., madre de Alexis C., a cinco años de cárcel.

Todos ellos como coautores, dentro del delito de delincuencia organizada, tipificada en el artículo 369 del Código Integral Penal (COIP).

La audiencia inició a las 15:00 y hasta las 21:00 continuaba la lectura del voto salvado, de la jueza Dilsa Muñoz.

A las 18:00, la jueza ponente, Maritza Romero leyó las sentencias y se desataron incidentes verbales. Hubo gritos, lágrimas, y acusaciones de corrupción por la decisión judicial, de parte de los familiares de los sentenciados.

Las esposas, padres, madres e hijos pedían que se investigue en donde está el supuesto dinero que habrían cobrado los policías.

Y cuestionaron a la jueza Romero por su supuesta afinidad al movimiento de Gobierno, Alianza PAIS (AP).

"Esto es una injusticia"; "jueza afiliada a AP" y "la justicia de Dios es la que vale" gritaban.

Romero pedía a los policías que resguardaban la seguridad, que saquen a quienes la gritaban y amenazó con iniciar procesos por contravención, pero ellos prefirieron pedir a la multitud que se calmen.

Entonces, pidió silencio y Romero reconoció que trabajó en el Ministerio de Justicia, pero que para llegar a ser jueza tuvo que superar un concurso público. Se definió "independiente", pero la gente la pifió.

Se puso a discutir con los abogados, y hasta se dijo decepcionada porque quieren hacerle creer que hay "fraude procesal".

Romero, para justificarse puso como ejemplo, que podía ser hincha del equipo de fútbol de la Liga de Quito o de Barcelona, pero si le toca juzgar a uno de sus presidentes, lo hará. Y los asistentes la censuraron. Luego cuestionó a la jueza Muñoz porque "no deliberó" junto a ellos. Y le pidió que argumente su voto salvado.

Muñoz dijo estar "sorprendida" porque era "la primera vez que en una audiencia se ofende" a una jueza por su voto. "Es una sorpresa penosa que esto ocurra en un tribunal penal", subrayó.

Sus cuestionamientos se enfocaron en la evaluación de las pruebas presentadas por la fiscal Tania Moreno.

Analizó las declaraciones de varios policías involucrados como los de Rodolfo Q., y Jorge S., y consideró que eran "frágiles" y "débiles".

La fiscal Moreno se abanicaba el rostro y levantaba las cejas, en un gesto de desacuerdo de los argumentos de Muñoz.

Ella también preguntó por qué no se convocó a los presuntos policías que pagaron por estos pases, pues solo había en el proceso un testigo. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: