Temas

Elecciones en Estados Unidos

FBI

Hillary Clinton

Elecciones presidenciales

Correos


Claves para entender caso de correos de Hillary Clinton y el FBI

La decisión del director del FBI de reabrir una investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton sacudió al establishment político cuando Estados Unidos está en la cuenta regresiva hacia la elección presidencial el 8 de noviembre.

Esta controversia, desatada hace tiempo, envenenó la campaña de la candidata demócrata a la Casa Blanca.

Nuevos mensajes

En un anuncio explosivo el viernes, el director del FBI, James Comey, reveló que la agencia estaba revisando nuevos correos electrónicos "pertinentes a la investigación" sobre la utilización por parte de Clinton de un servidor privado cuando era secretaria de Estado, que había sido archivada en julio.

Los medios estadounidenses informaron el domingo que el FBI obtuvo autorización para empezar a revisar los correos -sobre los cuales Comey no brindó detalle alguno- con el fin de determinar si contienen información clasificada.

Según los medios, los nuevos correos fueron descubiertos en la computadora del desacreditado excongresista Anthony Weiner, esposo de la asesora de Clinton, Huma Abedin, de quien ahora está separado, y quien renunció en 2011 a su banca tras ser sometido a una investigación federal por acusaciones de que envió mensajes mensajes sexuales una menor de 15 años.

Investigación reabierta

El FBI reabrió la investigación sobre el uso sin autorización que hizo Clinton del servidor privado, que había sido cerrada sin hallar méritos para acusar a la exsecretaria de Estado.

La pesquisa concluyó que 110 mensajes contenían información clasificada al momento de ser enviados.

Más de 2.000 correos fueron luego categorizados como clasificados o con información confidencial o secreta, lo que provocó encendidas críticas contra Clinton por parte de sus adversarios, alegando que puso en riesgo la seguridad nacional.

Pese a archivar el caso, Comey -un republicano- dijo en aquel momento que Clinton había sido "extremadamente descuidada" en el manejo de "información muy sensible, altamente clasificada".

Asimismo, Comey fue criticado por los republicanos en el Congreso por no recomendar cargos contra la candidata demócrata.

Ahora, el jefe del FBI es criticado por los demócratas por haber realizado las nuevas revelaciones durante la campaña, algo que podría interferir con el resultado de la elección.

El comienzo

Hillary Clinton contravino las normas oficiales durante su gestión como secretaria de Estado entre 2009 a 2013 al utilizar su cuenta de correo personal (hdr22@clintonemail.com) a través de un servidor privado instalado en su casa de Chappaqua, Nueva York, en lugar de una cuenta gubernamental, exponiendo potencialmente información confidencial a los hackers.

La candidata pidió perdón por lo que ella misma calificó de error, pero afirmó no haber cometido ninguna ilegalidad.

El asunto se hizo público en un artículo publicado por The New York Times, el 2 de marzo de 2015.

La cuenta personal de Clinton acumuló 60.000 correos en cuatro años. Ante un pedido del Departamento de Estado, en octubre de 2014 entregó la mitad de ellos, referidos a su actividad oficial, borrando los considerados personales.

El Departamento de Estados publicó los correos por oleadas ante órdenes judiciales.

¿Influirá el caso en la elección?

El candidato republicano Donald Trump está actualmente a menos de tres puntos detrás de Clinton en los promedios de sondeos a nivel nacional.

Una encuesta de Político realizada durante el fin de semana, otorga a Clinton 42% contra 39% para Trump.

Pero no está claro cuánto podrá el anuncio de Comey afectar la carrera electoral, en la que Trump continua rezagado en los estados clave.

Para los republicanos, cuyo candidato se ha visto afectado por una serie de acusaciones de conducta sexual inapropiada, la reapertura de los correos de Clinton implica un bienvenido impulso a su campaña.

La encuesta de Político encontró que 45% de los estadounidenses cree que el escándalo de los correos de Clinton es peor que el caso Watergate, que llevó a la caída del presidente Richard Nixon en 1974. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: