Parto de trillizos, dos niñas y un niño

Fiorela, Alba y Camilo son los nombres que le gustaría a María del Rosario Montoya, de 35 años, ponerles a sus trillizos que nacieron la noche del pasado martes en la maternidad Matilde Hidalgo de Procel.

Ella hace dos semanas llegó derivada desde su ciudad natal, Babahoyo, con 33 semanas de gestación por una amenaza de parto pretérmino. “Inclusive podría correr el riesgo de la muerte materna (...), lo que hicimos es estabilizarla, a madurar los pulmones de los bebitos, porque estaban con amenaza”, contó Galo Vizcaíno, gerente de la maternidad.

Para ello, en el hospital se le inyectó una solución para la maduración de los pulmones, logrando exitosamente el primer nacimiento de trillizos: dos niñas y un niño. Entre las 22:25 y 2:26 nacieron las criaturas.

La mujer, aunque adolorida por su segunda cesárea, al ya tener hace cuatro años a Mia, su primera hija, ayer recién pudo conocer a sus hijos que reposan en la sala de neonatos en la maternidad del sur de la urbe.

“Felicidad verdadera por recién poder conocerlos”, expresó la riosense.

Allí, en medio de la alegría, les dio de lactar. Esperará una semana para volver a su tierra, donde espera reencontrarse con sus familiares.

La mujer, que trabaja en un comedor de Babahoyo, contó que por la situación económica necesita de ayuda, le hacen falta pañales y vituallas para sus hijos.

Ayer, varias personas empezaron a llevar donativos para los bebés.

¿Cómo ayudar?

Los interesados pueden comunicarse con María del Rosario Montoya al 095-875-1711  (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: