La palabra diaria

El orden divino está establecido en mi mente.

Orden divino
Puedo observar la evidencia de orden divino a mi alrededor. Una bandada de pájaros que vuela hacia el cielo simultáneamente. Varios relojes de péndulo en una habitación que a la larga sincronizan su movimiento rítmico. De manera similar, las oraciones ponen en acción el principio de orden que mora en el corazón de todo lo que existe en el universo. Toda la creación responde a y es parte de este orden perfecto. La sencilla afirmación orden divino puede causar que una condición se armonice perfectamente, que algo surja fácilmente, ¡y hasta que un equipo defectuoso funcione correctamente! Hoy y todos los días afirmo orden divino y confío en mi vínculo espiritual con el poder y la presencia de Dios.

Lucas 3:5
Los caminos torcidosserán enderezados, las sendas dispares serán allanadas. (F)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: