Ir a la Policía Judicial, mejor forma de ver si carro ‘está limpio’

Cinco meses después de haber sido víctima de un secuestro exprés, Milton (nombre protegido) halló su carro en Guayaquil, a 237 km de Riobamba, donde vive. La Policía lo había recuperado, pero con las series de identificación adulteradas.

Con cierta incredulidad, Milton estaba ayer en el bloque F del Laboratorio de Criminalística, en la Policía Judicial del Guayas, en la avenida José Rodríguez Bonín, en el oeste, para tramitar la devolución de su vehículo con el que trabajaba como taxista en Chimborazo.

En este bloque funciona la Sección de Identificación de Grabados y Marcas Seriales, entidad encargada de verificar la originalidad de los registros numéricos que constan en varias partes de los automotores.

Esta dependencia chequea vehículos que ingresan como parte de investigaciones o que son llevados por sus propietarios o posibles compradores antes de una venta.

Hasta esta entidad, según indica el jefe de esta sección, Édison Lima, pueden acudir quienes quieran cerciorarse de que el transporte que van a adquirir está en regla. El uniformado de la PJ destaca que este servicio es gratuito.

“Es un servicio que realizamos a nivel nacional (...). La persona debe acercarse con el vehículo y los documentos habilitantes, como son la cédula y la matrícula del vehículo, a fin de verificar si los números de identificación vehicular son los originales, explica Lima.

Nueve peritos chequean los registros numéricos de un promedio diario de quince carros. Los interesados pueden acercarse al Laboratorio de Criminalística, en la PJ, y llenar un formulario con el que se dará un turno para la revisión.

Entre enero y agosto de este año se han retenido más de 70 vehículos en Guayas, con irregularidades en sus series. En el caso de que se encuentre alguna anomalía, detalla Lima, el auto será retenido para investigaciones y se informará a la Fiscalía para que el fiscal de turno disponga sobre la situación del propietario del automotor.

Con este tipo de controles, sostiene Lima, se busca evitar que se comercialicen carros ilegales, además de disuadir a que se cometan robos de autos.

Son las 11:00 del miércoles y en el área de parqueaderos se realiza la remarcación de la serie en el chasis de un camión de propiedad de Marcos Almeida, un comerciante que recién lo adquirió en Mocache, en la provincia de Los Ríos.

“Los números del chasis se habían borrado, porque son bien diminutos cuando vienen de fábrica. Y de la Fiscalía de Mocache nos enviaron para acá con todos los documentos”, indica Almeida.

En esta dependencia también se reimprime la numeración en los vehículos si así lo ordena la Fiscalía. Este tipo de registro se lo realiza cuando la serie se ha deteriorado por el tiempo o factores del ambiente.(I)

Más datos
Control

Proceso
Uno de los peritos de la Sección de Identificación de Grabados y Marcas Seriales indica que una de las modalidades de adulteración que han detectado es la instalación de placas de autos, dados de baja por percances en carros que han sido reportados como robados.

Ensambladoras
La Policía Judicial también pide ayuda de las ensambladoras de autos para definir la originalidad de las series.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: