En casi dos siglos se espera equidad salarial entre hombres y mujeres

Un nuevo informe del Foro Económico Mundial revela que la brecha salarial de género se cerrará en 170 años si continúan las tendencias actuales.

El Reporte Global de Brecha de Género, del Foro Económico Mundial, se revirtió a donde estaba en 2008 tras alcanzar un máximo en 2013.

El informe dice que ningún país ha cerrado totalmente la brecha de género en general, pero los cinco países que tienen el menor índice de disparidad —Islandia, Finlandia, Noruega, Suecia y Ruanda (África central)— han cerrado más de 80% de la de ellos.

En Latinoamérica están tres de los diez países que registran mayores avances en el mundo desde 2006: Nicaragua y Bolivia - que lideran la clasificación regional - y Ecuador.

En el caso de Ecuador, en el puesto 40 de la lista a nivel latinoamericano, continúa experimentando un retroceso en su participación económica e igualdad de oportunidades, con retrocesos en todas las categorías, excepto en el ámbito de profesionales y técnicos, en los que se ha alcanzado la paridad. Su brecha de género en salud y supervivencia sigue estando totalmente cerrada.

El índice mide las diferencias en la economía, la educación, la salud y la autonomía política entre hombres y mujeres.

Estados Unidos ocupa el puesto 45 en la lista y ha cerrado más de 72% de su brecha de género.

Ahora prevé que la igualdad económica de los sexos se alcanzará en unos 170 años, en 2186.

Las mujeres ganaron el año pasado algo más de la mitad que los hombres pese a trabajar más horas y tener una participación en el mercado laboral de dos tercios la tasa de los hombres, según los autores.

Los países más ricos mostraron las menores brechas entre sexos, pero los países de menores ingresos tuvieron un desempeño similar a los de ingresos medios. Las diferencias eran más notorias por regiones, porque incluso los países de mayores ingresos en Oriente Medio y África del Norte tenían bajos puntajes.

En la lista

Los países nórdicos nuevamente encabezaron la lista de igualdad entre los sexos, con Finlandia, Noruega y Suecia a la cabeza.

Ruanda, un país de bajos ingresos, subió al quinto puesto, por una mayor cantidad de mujeres que hombres en la fuerza de trabajo y la más alta participación femenina en el poder legislativo, un 64 por ciento.

Yemen ocupa el último de los 144 países clasificados en el índice. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: