Cuerpo de policía desaparecido fue encontrado en quebrada de Quito

A 17 días de que el sargento primero de Policía, Héctor Jácome, fuera reportado como desparecido, una pareja que transitaba por el parque Las Cuadras, al sur de Quito, ubicó el lunes al cuerpo sin vida del uniformado en la quebrada Maruñan. A orillas de la quebrada y completamente desnudo es como se halló al cadáver.

El viceministro del Interior, Diego Fuentes, manifestó que la hipótesis que se maneja es este caso es una muerte accidental. La autopsia realizada al muy descompuesto cuerpo habría revelado, dijo, que no existe evidencia de uso violento de la fuerza, de arma de fuego o arma cortopunzante.

Únicamente un golpe en la cabeza, producto de la aparente caída a la quebrada, debido al estado de embriaguez, o del arrastre en la aguas de la misma, es lo que se habría encontrado en el cadáver, apuntó el funcionario.

Horas antes de la explicación oficial, Patricia Toca, esposa del agente que pertenecía a la Policía de Turismo en la zona de La Mariscal, al norte de Quito, manifestaba que la confirmación de la identidad se dio con un examen realizado a la huella dactilar del dedo índice del cuerpo descubierto.

A Toca le parecía inexplicable que su esposo haya caído a la quebrada debido a un supuesto estado de embriaguez, pues, aseguró, su pareja ni fumaba, ni tomaba. Además, apuntó que ella junto a un centenar de personas más revisaron la quebrada en la que se dio el hallazgo y en su momento no habrían encontrado nada.

Ante la supuesta versión de que existían contradicciones en las versiones de las personas que por última vez estuvieron junto al sargento, Fuentes lo negó. El funcionario del Interior aclaró que aunque las evidencias apunten a que la muerte fue accidental, existirán aún varias pericias toxicológicas y genéticas que deberán darse para confirmar por completo no solo la identidad, sino también lo que sucedió en el caso. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: