Cuatro muertos en un accidente en un parque de atracciones en Australia

Cuatro personas murieron este martes en un parque temático en el este de Australia, cuando al parecer se volcó su balsa en una atracción acuática de “rápidos“, suscitando, según testigos, escenas de pánico.

Dos hombres y dos mujeres perdieron la vida en la atracción llamada ‘Thunder River Rapids’ del parque Dreamworld, el mayor del país, situado en la región turística de la Costa Dorada.

“Puedo confirmar que cuatro adultos murieron en este accidente“, declaró a la prensa Todd Reid, portavoz de la policía del Estado de Queensland. Se trata de dos hombres de 35 y 38 años, así como dos mujeres de 32 y 42 años, agregó. La nacionalidad de las víctimas no fue precisada.

La atracción utiliza balsas circulares de seis plazas, que funcionan con un sistema de tracción en convoy. Este “sufrió una especie de disfunción, lo que hizo que dos personas fueran eyectadas y otras dos quedaran atrapadas en una balsa“, dijo Gavin Fuller, miembro del servicio de ambulancias de Queensland.

El diario Gold Coast Bulletin explicó que el parque había evacuado el agua de los “Thunder Rapids” para tratar de salvar a las personas atrapadas, sin éxito.

Dreamworld “trabaja lo más rápidamente posible para establecer las circunstancias del incidente y con ese fin trabaja estrechamente con las autoridades y la policía“, según un comunicado.

“La prioridad de Dreamworld, son las familias de las personas implicadas en esta tragedia“, agregó. El parque fue cerrado hasta “nueva orden“·.

Reacciones

Una testigo que estaba esperando para subirse a la atracción explicó que “todo el mundo” se puso a “gritar” en el momento en que una de las balsas al parecer se volcó.

“Un tipo me dijo que la balsa, el barco delante suyo, se volcó y que todo el mundo gritaba“, explicó Lia Capes a la Australian Broadcasting Corporation.

“Mi hermana y mi sobrina estaban en la atracción, quedaron traumatizadas, una mujer fue aplastada“, dijo otro testigo al Gold Coast Bulletin.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, se refirió a un “día muy, muy triste” y prometió una investigación exhaustiva de las causas del accidente.

“Los parques de atracciones son lugares de diversión para las familias, no lugares de tragedia. Nuestros pensamientos y nuestras plegarias están con las familias de quienes perdieron la vida“, dijo.

Los “Thunder River Rapids” son presentados como una atracción familiar, en la que las personas “bajan por una corriente de agua llena de espuma, al país de la Fiebre del Oro, alcanzando los 45 km/h en rápidos turbulentos”.

Dreamworld, gestionado por el grupo Ardent Leisure, tiene unas 40 atracciones y abrió sus puertas en 1981.

En 1979, seis niños y un adulto murieron en un incendio en el Luna Park de Sídney. Hace dos años, una niña malasia de ocho años falleció al salir disparada de una atracción en el Royal Adelaide Show. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: