Retirar o mantener el asilo a Julian Assange, en análisis electoral

Qué hacer con el australiano Julian Assange, fundador del portal WikiLeaks que permanece asilado en la Embajada de Ecuador en Londres hace más de cuatro años, es un tema que también consta en la agenda de debate de los precandidatos presidenciales.

La semana pasada surgió otra polémica en torno al hacker, luego de que se conoció que el Gobierno ecuatoriano le restringió el acceso a internet en la misión diplomática para evitar que interfiriera en la campaña electoral de Estados Unidos.

Desde el 7 de octubre, WikiLeaks divulgó miles de correos electrónicos de una cuenta de gmail que supuestamente pertenece al jefe de la campaña de la postulante demócrata Hillary Clinton, John Podesta.

Según exdiplomáticos y analistas, esto “puso en aprietos” al régimen de Rafael Correa.

EL UNIVERSO consultó del tema a los nueve precandidatos en entrevistas y por correo electrónico. Lenin Moreno (Alianza PAIS) no contestó.

Lucio Gutiérrez (SP), Cynthia Viteri (PSC), Álvaro Noboa (Adelante Ecuatoriano Adelante) y Abdalá Bucaram Pulley (Fuerza.EC) coinciden en que, de llegar a la presidencia, le retirarían el asilo.

Gutiérrez considera que, en respeto a los convenios sobre derecho internacional, “un país debe dar protección a una persona que es perseguida por delitos políticos, no cuando es acusado por delitos comunes, como en el caso de Assange, que es señalado por violación...”.

Viteri dice que “el dinero de los ecuatorianos es para los ecuatorianos; mientras en este país los enfermos reciben paracetamol y cápsulas vacías, el Gobierno mantiene con la plata del pueblo a Assange”.

Noboa dice que él “debería presentarse ante un juez y probar que es inocente”.

Bucaram enfatiza en que Assange ha violado las normas de asilo, como la no intervención en temas políticos: “No se puede seguir comprometiendo las relaciones diplomáticas, así que yo lo devolvería a la justicia internacional”.

Paco Moncayo (ID), Washington Pesántez (Unión Ecuatoriana), Guillermo Lasso (CREO) e Iván Espinel (Fuerza Compromiso Social), en cambio, mantendrían la condición de asilado para el australiano.

Para Moncayo, lo decidido con respecto a Assange es una cuestión de derechos humanos, y hay que respetarlo. “Nosotros tenemos pensado es tomar acciones de la manera diplomática que corresponde”.

Pesántez, asimismo, dice que él buscaría “liberar al país de este problema” negociando directamente con los países involucrados: Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

Lasso dice que él jamás le habría dado asilo a Assange. “El correísmo utilizó nuestra política exterior para impedir el cumplimiento del derecho internacional. En nuestro gobierno respetaremos los derechos humanos y utilizaremos el derecho internacional como medio para resolver la situación de Assange... No le retiraremos el asilo, pero no interferiremos en las investigaciones ni ignoraremos las resoluciones internacionales sobre este caso”.

Espinel menciona que mantendría el asilo, pero “respetando que se cumpla el debido proceso para él”. (I)

Ratificamos que la protección del Estado ecuatoriano (a Julian Assange) seguirá mientras las circunstancias que motivaron la concesión de dicho asilo permanezcan”.
Comunicado,
Cancillería de Ecuador

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: