42 propuestas de innovación urbana seleccionó Quito

El Municipio capitalino quiere que en la ciudad quede un legado del Hábitat III, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, que se dio del 17 al 20 de octubre.

Por ello se hizo Hábitat Village, una iniciativa que surgió del Municipio de Quito, planteada a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para realizar intervenciones urbanas, innovadoras y de vanguardia, mencionó el alcalde capitalino, Mauricio Rodas.

Él contó que a través de la ONU se realizó una convocatoria a gobiernos nacionales y locales del mundo y a empresas privadas, para que en el sector de La Mariscal, norte de Quito, se ejecuten propuestas de innovación urbana.

Fue así que se presentaron 150 proyectos y se seleccionaron 42, según sus organizadores. Entre las iniciativas constan el fomento al arte, a la lectura –con el uso compartido de libros–, la utilización del transporte eléctrico, los huertos comestibles urbanos, el uso de espacio público para peatones, entre otras.

Natalia Lleras, quien trabaja en el área de calidad de vida y movilidad sostenible, en una fundación en Bogotá, Colombia, llevó a la práctica el proyecto de intervención segura para los peatones.

“Lo que hicimos fue prohibir el estacionamiento de carros, después pintamos el sitio para darle otro carácter y segregamos el sitio con varias maderas donadas...”, expuso Lleras.

Camilo Tobar, en cambio, presentó una propuesta de huertos comestibles urbanos, que consiste en realizar cultivos para que las personas puedan reproducirlos en sus hogares. Algunos de esos productos serían lechugas, tomates, rábanos, zanahorias, brócolis. Además se sembraron árboles nativos como chamburos, limones, limas, guabas y otros.

La elaboración de un mural para una galería de cielo abierto fue la propuesta del artista cuencano Que Zhinin con neopuntillismo (técnica de pintura con la que se hacen dibujos con puntos). “El tema en sí es naturaleza y tecnología, las dos cosas, sin tecnología no hay naturaleza y sin la naturaleza no hay tecnología”, dijo.

Según Rodas, se entablará un diálogo con la comunidad para definir qué proyectos urbanos permanecerán. Hasta fin de año se los conocería. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: