Reina del Guayas quiere acoger los proyectos de compañeras

La guayaquileña Raquel Ysaic Ochoa Aráuz, de 21 años y estudiante de Gestión Empresarial, es la reina del Guayas 2016. Su elección fue el jueves 20 durante una gala en Samborondón, organizada por la Prefectura y en la que participaron otras veinte jóvenes, representantes de casi todos los cantones de la provincia.

Raquel aspira a ser reconocida como ‘vocera de la juventud guayasense’. Quiere servir a la comunidad desde la fundación Guayas Avanza y desde el Centro de Equinoterapia, participar en las visitas a hospitales y entregas de ayuda humanitaria a la población.

Llega a EL UNIVERSO acompañada de Linda Aráuz, su mamá, de quien dice es su motivadora; al igual que siente apoyo de su papá, Nelson Ochoa. Menciona que ha tenido una vida dedicada a los estudios, que fue la abanderada del pabellón de su colegio, el Matilde Amador Santistevan, y la mejor bachiller de su promoción. Hoy asiste a la Universidad Santa María, donde goza de una beca que le cubre el 50% de su carrera. Ya cursa el último semestre. Trabaja en una empresa como analista contable.

Raquel esperar viabilizar los proyectos que tenían sus compañeras candidatas, incluirlos en su plan de trabajo, dice y agrega que desea gestionar la implementación de playas inclusivas, donde se podrían incluir rampas, propone.

En el certamen, virreina fue Sara Toscano, de Daule; Criolla Bonita, Marcia Moncada, de Durán; Miss Turismo, Irene Punín, de Naranjito; y Señorita Guayas Avanza, Guenola Solórzano, de El Empalme.

“No quiero trabajar sola, la corona no es solo mía sino de todas las candidatas”, recalca la reina del Guayas, que sostiene que palpó la labor de servicio en la preparación con miras a la gala en las actividades de la Prefectura. Pero subraya que estuvo ligada a ese campo en el 2013 cuando fue elegida virreina de Guayaquil. Dice que ayudaba a personas en situación de indigencia y colaboraba con fundaciones animalistas.

“Cuando te sabes organizar en la vida puedes alcanzar muchas cosas, creo que uno puede darse tiempo para todo; estamos en esta vida y creo que es para servir”, asegura la joven que planea seguir una maestría de Administración.

Promete no dejar la labor ligada al servicio social. “No tiene precio ver la sonrisa cuando ayudas”, reflexiona Raquel.

En sus ratos libres, gusta de ver tutoriales en YouTube, desde elaboración de aretes hasta cocinar comida orgánica. “Los domingos me despierto temprano para practicar el video que más me gustó”, señala la reina del Guayas.

Con su mamá va a misas los domingos a la iglesia Nuestra Señora de la Alborada. Ella le recuerda cuidarse en la alimentación, destaca. (I)

 

Esta corona no es sola mía sino de todas las candidatas. Cada una tenía un proyecto y ahora que soy su amiga van a contar conmigo para todos los eventos en sus cantones”.

 

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: