Elecciones municipales en Chile, un examen para Michelle Bachelet

Los chilenos votaban este domingo en unas elecciones municipales que podrían sufrir una alta abstención ante el fuerte descontento con la clase política, y en las que la coalición de la presidenta Michelle Bachelet medirá fuerzas de cara a los comicios presidenciales del próximo año.

Unos 14,1 millones de ciudadanos están habilitados a votar por alcaldes y concejales de las 346 comunas del país en las sextas elecciones locales desde el retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Los temores sobre una baja participación marcaban la jornada, en la que no se habían reportado mayores incidentes y se sucedían los llamados a votar entre las autoridades.

“Quiero convocar a la gente a que asista a votar, porque si no votan hay otros que toman las decisiones por uno”, señaló Bachelet, una de las primeras en sufragar.

La mandataria protagonizó una de las anécdotas del día: se olvidó de firmar en el libro de constancia de sufragios y tuvo que regresar a la mesa a hacerlo.

Descontento ciudadano

Las elecciones tenían lugar en medio de un fuerte descontento ciudadano tras el estallido en los últimos meses de varios escándalos de corrupción política, agudizando los temores de una baja afluencia de votantes, en línea con lo que viene ocurriendo en las últimas elecciones en Chile desde la instauración del voto voluntario en 2012.

“Hay un enojo hacia todo el sistema político ligado al sistema económico de una manera poco correcta”, dijo a la AFP Claudia Araneda, uno de los miles de electores que concurría a sufragar en un colegio del centro de Santiago y quien estuvo “a punto de hacer un gesto de castigo y no venir a votar”.

“Hay mucha desconexión y desconfianza en quienes ocupan cargos públicos o están presentándose de candidatos y la respuesta no ha sido fomentar otras alternativas sino que abstenerse de votar”, coincide Ignacio Torres, otro de los votantes.

Algunos recorridos del transporte urbano operaban gratis y se permitía el ingreso de bicicletas en el metro para estimular la asistencia de los electores. El cambio en el lugar de votación de unos 500.000 electores (3% del padrón) concentraba en tanto la atención de los medios locales.

Un examen para Bachelet

Después de funcionar por ocho horas, se espera que las primeras mesas comiencen a cerrar hacia las 18H00 locales (21:00 GMT), para conocer los primeros cómputos unas dos horas después.

En la mitad de su mandato, estos comicios representan un test para el gobierno de Bachelet, que ostenta niveles de aprobación históricamente bajos tras el escándalo por la compra y venta de terrenos que protagonizó su hijo Sebastián Dávalos.

Única mujer de la izquierda latinoamericana todavía en el poder, Bachelet aseguró el sábado que escuchará “con mucha atención la voz de los ciudadanos.”

Los resultados se avizoran como claves tanto para la coalición oficialista -que reúne a socialistas, radicales, socialdemócratas y comunistas- y la alianza opositora de derecha con miras a definir sus cartas de cara a las presidenciales de noviembre de 2017.

Se espera que la coalición de Bachelet obtenga un ajustado triunfo. “El oficialismo va a ganar sí o sí las próximas elecciones municipales”, estimó el politólogo Mauricio Morales, de la Universidad Diego Portales.

Oposición

Elecciones Tradicionalmente, la coalición que se impone en las municipales, triunfa en los comicios generales del año siguiente.

En las pasadas municipales de 2012, la centroizquierda se impuso, anticipando la posterior reelección de Bachelet en 2013.

Pero sin esperar a los resultados, el expresidente Ricardo Lagos (2000-2006) comenzó a mover las piezas con miras a una eventual candidatura. El miércoles, forzó a Bachelet a hacer un cambio de gabinete tras nombrar al entonces ministro de Energía, Máximo Pacheco, como su jefe de campaña.

En el oficialismo -que definiría su candidato único en primarias- también suenan como eventuales candidatos la senadora Isabel Allende -hija del exmandatario Salvador Allende- y el periodista Alejandro Guillier, favorito hasta ahora de los electores.

Bachelet no puede optar por ley a la reelección consecutiva.

En el otro campo, el ex presidente Sebastián Piñera (2010-2014) figura con la más sólida opción de representar a la alianza opositora.

A nivel municipal, se espera una ardua batalla en la comuna de Santiago entre la actual alcaldesa, la socialdemócrata Carolina Tohá, y el abogado de derecha Felipe Alessandri. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: