SCPM observa a tres emisores

La Comisión de Resolución de Primera Instancia de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM) decidió emitir medidas preventivas de cumplimiento obligatorio para Banco Pichincha, Diners Club e Interdín sobre cobros con tarjetas de crédito. Esto como consecuencia de una denuncia de Yachay.

Entre ellas están la apertura para la integración de procesadores y nuevos POS (dispositivo de cobro), así como apertura para el uso de POS físicos y digitales independientes, servicios de créditos diferidos, procesamiento de tarjetas de débito en línea en cualquier procesador digital; y que todas las transacciones de débito o crédito de los tarjetahabientes de los diferentes bancos deben garantizar la interoperabilidad e interconexión segura y permanente entre toda la red de cajeros automáticos.

La Superintendencia indicó que Interdín deberá garantizar que la conexión de los POS independientes a su red sea estable, permanente y segura.

Eduardo Esparza, intendente de investigaciones de abuso de poder de la SCPM, indicó que la decisión fue tomada a base de disposiciones del Banco Central del Ecuador, el órgano rector de los procesadores de tarjetas, que estableció que debe haber interoperatividad.

Hace pocas semanas Yachay había señalado que algunos de sus aliados estratégicos que desarrollan actividades de comercio electrónico y que trabajan con tarjetas de crédito como medios de pago en el Ecuador, se enfrentan con problemas que no les permiten llevar adelante sus proyectos.

Según Yachay, para pedir un dispositivo de cobro de tarjetas hay que esperar un año para su entrega, generando un retraso en la ejecución de proyectos innovadores que pueden ayudar a la matriz productiva. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: