Motociclista baleado en puente desata inquietud en La Puntilla

El estruendo de tres disparos de arma de fuego se confundió con el sonido de los tubos de escape, pitos y motores acelerados de decenas de carros que transitaban la noche del jueves pasado por la parte final del puente de la Unidad Nacional, que une a Guayaquil con La Puntilla.

Los proyectiles fueron dirigidos para Jean Carlos B. C. Según testigos, de un auto se dispararon las balas hacia el motociclista que resultó herido.

En este sector de Samborondón, ciudadanos expresaron a este Diario que se sienten inseguros no tan solo por este caso, sino por robos y hurtos que se han dado en estas semanas.

Cerca de donde se registraron los disparos, Joan Herrera contó que son constantes los robos a peatones, que usan el puente para llegar a La Puntilla o para realizar deportes.

“Aquí siempre roban. La semana pasada robaron a una señora. En moto le robaron mientras venía cruzando el puente”, dijo el conductor de una unidad de taxi de la compañía de transportación Samborocar.

Uno de los guardias de la urbanización La Puntilla relató que en varias ocasiones han ayudado a mujeres que han sido objetivo de delincuentes que aprovechan en la parte final del puente la insuficiente luz del alumbrado público.

Johana de Vanegas, que estaba por cruzar este paso sobre el río, comentó que el patrullaje es escaso en esa zona. De ahí que pidió que se ubiquen carpas de la Policía para quienes cruzan, tanto en el día como en las noches. “(Me siento desprotegida) porque sabe haber, de vez en cuando, un policía. Ni siquiera se puede pedir ayuda”, indicó.

Cerca del lugar de la balacera del jueves, que provocó un congestionamiento vehicular por más de una hora en este paso obligado para quienes viven en Samborondón y en Durán, hay una Unidad de Policía Comunitaria. En esa dependencia, agente de la policía prefirió no dar declaraciones ni el contacto de quien tiene a cargo el distrito Samborondón.

Los problemas no se limitan a la zona del puente. Andrés García, residente de la urbanización Entre Ríos, sostuvo que hace una semana le abrieron el carro a un amigo, mientras este se encontraba en misa.

A él se le llevaron del automotor una computadora y varios documentos.

Los ciudadanos consultados coincidieron en que se debe incrementar el patrullaje policial.(I)

Nosotros nos sentimos desprotegidos, ciento por ciento (...). No se ve mucho patrullaje (...). No hay medidas puntuales para reducir los índices delictivos. Andrés García, habitante de la urbanización Entre Ríos.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: