Locales se preparan para vender colada morada en Guayaquil

Con un video en el que se ven cómo las frutillas, uvas y otras frutas se mezclan en distintas ollas, Elisa León, dueña de la panadería La Spiga, muestra en su fanpage de Facebook instantes de las cinco horas en que elabora la tradicional colada morada degustada en estas semanas por cientos de clientes.

Combina varias mermeladas de frutos como frutilla, uva, mora, mamey y piña. Finalmente lo preparado lo ofrece en sus locales en la cdla. Entre Ríos y Ceibos norte, donde vende la colada hasta diciembre.

Conforme se acerca la celebración del Día de los Difuntos, en otras panaderías, locales, hoteles y restaurantes también empiezan a ofertar la bebida de la que sus productores esperan multiplicar las ventas.

Como tradicionalmente la ofrece desde hace siete años, León la sirve en vaso pequeño (de 8 onzas) por $ 1,50, medio litro a $ 2,75 y litro a $ 5,50. Además, el combo de vaso con guagua de pan por $ 2,50.

Por el momento produce cuatro ollas grandes, pero desde la próxima semana duplicará su producción. Espera vender diariamente unos 500 vasos, asegura. “Ya la gente nos conoce, en Ceibos que estamos empezando a los clientes les encanta la colada”, dice.

En la Colada Helena Morada, en Guaranda y Francisco de Marcos, en el sur, mantienen los precios pese al alza de ciertas frutas básicas como la piña y naranjilla, asegura su dueña, Helena Naranjo. Ofrece la bebida desde $ 1,50 el vaso de 14 onzas y la tarrina a $ 2,50.

Aunque todo el año vende el producto con la colaboración de tres ayudantes, en estos días de mayor flujo espera tener unos diez más, que se dedicarán a picar las frutas, mezclar los productos y atender a la incesante demanda de clientes que copan su local esquinero.

Hasta fines de este mes y primeros días de noviembre, calcula que venderá unos 1.600 vasos diarios, incluyendo pedidos a empresas, cuenta Naranjo.

En la panadería Pan Ambateño, en la av. Víctor Emilio Estrada entre Laureles y Costanera, en Urdesa, la demanda cotidiana que se tiene durante el año se prevé que se multiplique estos días. “Normalmente de lunes a viernes se venden 40 vasos y los fines de semana se multiplican, eso se multiplicará unas diez veces”, asegura Fernando Nieto, propietario.

Por esa demanda, estos días se abastecen con más de una docena de variedad de frutas provenientes de Ambato y Latacunga. “Este producto viene con receta ambateña desde mis tatarabuelos, así me contaron mis tíos”, señala el hombre que prepara la colada junto a un equipo familiar.

En su local venden el vaso pequeño de 14 onzas a $ 1,50 y el de litro a $ 3. “Hemos hecho buena clientela, la gente lo ha probado y le ha gustado nuestro producto”, dice Nieto. (I)

Libro de Cocina de El Universo : Del Pacífico a los Andes

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: